¡Zafarrancho; un baleado! en Álamo

Compartir en:

Álamo, Ver.- Un partido de béisbol realizado en el campo deportivo de Nuevo Jardín terminó en zafarrancho, primero entre civiles y después entre éstos y policías municipales que habrían llegado a poner el orden; el saldo final fue de una persona baleada, presuntamente por uno de los uniformados quien habría repelido una agresión física.

Los hechos, ocurridos la tarde-noche del domingo fueron publicados en redes sociales en los que se observan escuchan palabras altisonantes y acusaciones en contra de algunos de los uniformados a quienes señalaban de haber disparado y herido a alguien.

El suceso habría comenzado en una riña de ebrios, algunos de los cuales destruyeron un automóvil sedán Volskwagen color blanco, al que rompieron los cristales de parabrisas, medallón y portezuelas.

Durante ese suceso, informó la comandancia municipal, personas del lugar solicitaron el auxilio de la policía debido a que uno de los rijosos portaba un arma de fuego, por lo que de inicio varios elementos a bordo de la patrulla 2019 se acercaron para atender la situación.

Sin embargo, mientras interrogaban a uno de los testigos, su presencia alteró los ánimos aún más y ocasionó que un grupo de diez sujetos, en aparente estado de ebriedad, se acercara a ellos para agredirlos de manera verbal, y quienes luego intentaron atacarlos físicamente.

La superioridad numérica de los rijosos, según la dependencia policiaca, obligó a los elementos a solicitar refuerzos, por lo que minutos después arribó la patrulla 2020. Serían alrededor de las 20:15 horas cuando la presencia de más uniformados tornó más violentos a los civiles y motivó agresiones físicas y ultrajes contra los policías.

A decir de la institución municipal, durante los forcejeos, los rijosos intentaron desarmar a los elementos, por lo que, a uno de éstos, René Santiago Hernández, se le escapó un tiró e hirió a una persona en una pierna.

Uno de los policías, agregó la comandancia, solicitó el apoyo de cuerpos de emergencia, mientras un compañero suyo ponía un torniquete al lesionado para evitar que se desangrara, acción que no fue permitida por los civiles quien en lugar de ayudarlo lo agredieron.

Finalmente, el lesionado fue levantado por sus amigos y familiares para conducirlo a atención médica a bordo de un vehículo particular. En el sitio de los hechos, los policías aseguraron un arma blanca con la que, presumiblemente, fue agredido René Santiago, así como el cartucho que fue percutido, para ponerlos a disposición de la fiscalía.

El alcalde Jorge Vera Hernández deploró los acontecimientos y aseguró que se abriría una investigación para deslindar responsabilidades, aunque advirtió que si el policía resulta culpable será castigado conforme a Derecho.

Recordó que, por acuerdo de Cabildo, la venta de bebidas alcohólicas está prohibida en los campos deportivos, precisamente para evitar situaciones como la ocurrida el domingo en Nuevo Jardín.

Compartir en:
error: Content is protected !!