Xinacates, personajes singulares de un carnaval en Puebla

Las festividades prehispánicas  se fundieron con las católicas luego de un complejo proceso de sincretismo que evoluciona día con día . Un ejemplo de esa  fusión son los xinacates que conviven con los huehues en el Carnaval de San Nicolás de los Ranchos , municipio ubicado en las proximidades del volcán Popocatépelt, cerca de la ciudad de Puebla.

Jóvenes pintando sus cuerpos con pigmentos de color negro y plata durante el Carnaval de San Nicolás de los Ranchos en Puebla.

La población de San Nicolás de los Ranchos participa en el carnaval en dos bandos “los máscaras” y los xinacates, estos, también llamados judíos o pintados, vagan por las calles de San Nicolás en grupos desde cinco hasta una veintena de integrantes. Ocultos tras una máscara, usualmente de luchador, los xinacates recorren su comunidad asustando a paseantes y turistas que los fotografían gustosos sin importar el constante peligro de manchar sus ropas.

Retrato de un joven con antifaz y el cuerpo pintado con aceite vegetal y pigmento de color negro durante el Carnaval de San Nicolás de los Ranchos en Puebla.

Los “pintados” hacen honor a su nombre, para lograr este aspecto utilizan aceite quemado de automóvil o pigmentos para cemento,  algunos arrastran cadenas para llamar la atención de los turistas, quienes ven en esta danza de metal y color  el regreso de los de los demonios de la tierra, de los entes telúricos que bendecirán la cosecha de este año.

Al caer el día, un joven recibe ayuda de una amiga para limpiar el aceite vegetal y pigmento de color negro que dio color a su cuerpo durante el Carnaval en San Nicolás de los Ranchos, Puebla.

La celebración finaliza antes del Miércoles de Ceniza, cuando las pasiones deben quedarse en la máscara; la pintura y el relajo se quedan en el vapor del baño que guarda, silencioso también, los rumores del carnaval.

Un joven con el cuerpo pintado con aceite vegetal y pigmento de color plata voltea a la cámara mientras sus compañeros se preparan para recorrer las calles asustando a la gente del pueblo durante el Carnaval de San Nicolás de los Ranchos en Puebla.

Para los jóvenes de San Nicolas de los Ranchos, el día del Carnaval es una ocasión especial. Los que trabajan fuera regresan durante esos días para participar en el carnaval.

Una mujer sopla polvo de diamantina en la cara de un joven que participa en el Carnaval de San Nicolás de los Ranchos en Puebla.

MEXICODESCONOCIDO

Comments

comments