Wifi Ralph se enfrenta a internet

CIUDAD DE MÉXICO.

Una de las cosas más complicadas que las personas pueden experimentar es adaptarse a los cambios que se suceden en la vida: desde un nuevo lugar de residencia, un cambio en la personalidad de los amigos o, simplemente, adaptarse a los avances tecnológicos. Justo eso es lo que Ralph debe aprender a manejar cuando él y su amiga Venellope descubran el mundo del internet en la cinta WiFi Ralph.

Para Rich More y Phil Johnston, directores del filme animado, era importante darle continuidad a la primera cinta protagonizada por Ralph (Ralph, el demoledor), pero querían colocarlo en un escenario contemporáneo en el que además de descubrir lo maravilloso que es internet, también enfrentaría la realidad de la inmediatez de las redes sociales y esa parte en la que hay que lidiar con las opiniones adversas —y en ocasiones maliciosas— de la gente.

Realmente era muy importante para nosotros ver internet no sólo como un lugar donde hay videos y cosas maravillosas, mucha diversidad, pero también es un un lugar donde los bullies (acosadores) anónimos pueden golpear emocionalmente, los trolls pueden golpear y comentar sobre tus post y esa es una realidad; los niños, las familias, los adultos, todos tendemos a manejarlo, porque a veces es muy inseguro.

Todos hemos sido en algún momento atacados o no nos hemos sentido tan bien de ser nosotros mismos, en ese sentido queríamos poner a Ralph en ese camino en donde un hombre inseguro como él, que tiene sentimientos sobre sí mismo, debe ir por este camino de internet, donde la gente puede ser mala, donde su amiga lo va a abandonar y reacciona muy mal”, compartió More en entrevista con Excélsior.

Un trabajo publicado por Ipsos Public Affairs en junio dio a conocer que la conciencia del cyberbullying, o ciber acoso, ha aumentado nueve puntos porcentuales desde 2011, y México tiene uno de los niveles más altos de acoso a través de las redes sociales: 73% por esta vía, y 61% de ofensas se reciben por el teléfono; sin embargo, la población en nuestro país tiene más conciencia sobre este tipo de acoso, un 87%, que en Estados Unidos (85%).

Siendo un tema actual y de relevancia, los directores de Wifi Ralph, que se estrena el viernes en México, decidieron colocar en la mesa el tema a través de las vivencias de Ralph en el ciberespacio, donde en un principio todo es maravilloso… hasta que se tiene que enfrentar a los comentarios de la gente.

Queremos que las familias puedan hablar al respecto cuando alguien se sienta lastimado o cuando te sientas ansioso o deprimido, ¿cómo lo manejas?; la mejor manera no es volverte un bully (acosador), sino enfrentar lo que está pasando y pedir ayuda, eso está bien, ser vulnerable y eso es lo que le tiene que pasar a Ralph con Venellope, debe aprender que los amigos cambian, que la vida cambia y que hay que crecer al final del día.

Claro que nos ha pasado vivir algo así en internet, cuando alguien comenta sobre tu trabajo y dice que es horrible que no les gustas tanto como artista, eso te puede realmente lastimar. Con los años me he dado cuenta de que es su opinión, yo hago lo que hago, me gusta lo que produzco, me siento bien, pero no todo el mundo tiene que estar de acuerdo conmigo y sentirse como yo me siento. Cada quien tiene diferentes gustos y, a veces, la gente puede ser demasiado dura y ruda para dar su opinión, la manera en como hace una crítica es importante, pero lo que realmente me preocupa es cuando alguien lo hace exclusivamente para lastimarte”, expresó Johnston.

WiFi Ralph se desarrolla en un mundo completamente nuevo para Ralph y Venellope, en donde su relación de amistad se fortalecerá después de superar varios obstáculos ocasionados por la misma naturaleza del sitio donde ahora se encuentran; sin embargo, ambos aprenderán lecciones importantes para su vida, comenzando porque la amistad además de que debe ser honesta no debe de ser asfixiante para nadie.

La primera película era una carta de amor a los viejos juegos que nos gustaban cuando éramos chicos y pensábamos cómo lo podríamos hacer tan bien como lo habríamos hecho en la primera cinta, si vamos a hacer una secuela tiene que ser más contemporánea, no puede ser tan nostálgica como la primera película, y viven en la sala de juegos y los dos estábamos diciendo qué pasaría si conectaran un WiFi en esa sala de juegos para entrar a internet y pensamos que era una buena historia.

Nos pusimos a ver la última línea que menciona Ralph en la primer película, en la cual dice que si esa niña lo quiere no puedo ser malo, entonces creíamos que ya no podía haber más, pero le dimos un segundo vistazo y fue que pensamos que justo eso podía funcionar: él es un chico que se está juzgando a él mismo por lo que su amiga piensa de él, era una buena idea para iniciar otra historia, no lo queríamos dejar en esta crisis, teníamos que llevarlo al final que se contente consigo mismo y que no se juzgue por lo que otros piensen. Por otra parte, están los sentimientos y este juicio de sí mismo que todo mundo tiene, esto me pareció muy importante para los niños”, compartieron los directores.

Excelsior

Comments

comments