Wakaresaseya, los saboteadores que puedes contratar para terminar tu relación de pareja

¡Comparte esta nota!

En 2010, Takeshi Kuwabara fue condenado por el asesinato de su amante, Rie Isohata.

Lo que más cautivó al publico no fue la tragedia, sino el hecho de que Kuwabara era un «wakaresaseya», un profesional que había sido contratado por el esposo de Isohata para acabar con el matrimonio.

Kuwabara, quien también estaba casado y tenía hijos, se las ingenió para conocer a Isohata en un supermercado. El hombre entabló una conversación casual con la mujer y aseguró ser un ingeniero en computación.

Con el tiempo, ambos comenzaron una relación amorosa que acabó siendo más genuina de lo que el agente esperaba.

Otro agente colega de Kuwabara fotografió a la pareja en un motel, y el esposo de Isohata usó las imágenes como evidencia en un juico de divorcio. Ese tipo de prueba es requerida en Japón si el divorcio es disputado.

Cuando Isohata se enteró del engaño quiso acabar la relación con Kuwabara, pero éste se negó a dejarla marchar y acabó estrangulándola con un trozo de cuerda. Al año siguiente, fue condenado a 15 años de prisión.

Luego del asesinato de Isohata la industria de los wakaresaseya fue reformada. Se introdujo, por ejemplo, el requisito de que todas las agencias de detectives privados obtuvieran licencias.

Yusuke Mochizuki, profesional de una de esas agencias, señaló que también se limitaron los anuncios en internet de los servicios de wakerasaseyas y aumentó la desconfianza del público hacia ese sector.

Pero una década después del asesinato de Rie Isohata la publicidad en internet ha regresado y el negocio de los wakerasaseyas está floreciendo.

El atractivo de los wakaresaseya

Esta industria ofrece servicios a un nicho de mercado. Un estudio reveló que cerca de 270 agencias de wakaresaseyas publican anuncios digitales. Muchas de esas agencias forman parte de compañías más grandes de detectives privados.

«Los servicios de un wakaresaseya cuestan bastante dinero,» señaló Mochizuki, y por ello los clientes suelen tener una buena situación financiera.

Mochizuki es un exmúsico que decidió transformar su interés de muchos años en la investigación privada en una profesión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images

Image caption Contratar un wakaresaseya «ayuda a evitar una confrontación», de acuerdo a Scott.

Este agente afirmó que cobra cerca de 400.000 yenes (unos US$3.900) por un trabajo «sin complicaciones», en el que hay mucha información disponible sobre su víctima. Si la persona es ermitaña el precio es mayor.

Los honorarios pueden alcanzar los 20 millones de yenes (unos US$190.000) si el cliente es un político o una celebridad y se requiere un alto grado de discreción. (Mochizuki asegura que su empresa es exitosa, pero una consultoría que se especializa en esta industria advierte a los potenciales clientes de que deben ser escépticos y estar preparados para un posible fracaso).

La escritora británica Stephanie Scott, quien vive en Londres, se basó en el caso de Isohata para su nueva novela «Lo que quede de mí es tuyo» (What’s Left of Me Is Yours). Scott investigó tan a fondo el caso que acabó siendo invitada a integrar la Asociación Jurídica Anglo Nipona.


Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Digital.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Coronavirus-Ok2.png

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107