Volpi arropa en la UNAM a funcionarios federales; ajusta equipo cultural

Compartir en:

Con los nuevos nombramientos en su Coordinación de Difusión Cultural, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sale al rescate de diversos funcionarios culturales con experiencia, que se habían desempeñado en el ámbito federal, y que al incorporarlos “abre verdaderos espacios alternativos”, considera Carlos Villaseñor.

Es una medida acertada, la UNAM está recuperando el conocimiento y la trayectoria que adquirieron estos servidores públicos en su paso por instituciones federales y se beneficiará de ello. La Universidad se fortalece y la Secretaría de Cultura federal deja de ser la única gran promotora artística”, agrega.

El especialista en legislación cultural advierte que, además, la máxima casa de estudios del país tiene buena presencia en varios estados y una consolidada red de representaciones en diferentes países. “Así que la aportación de los funcionarios nuevos no se quedará en Ciudad Universitaria, sino que enriquecerá a todo este sistema de extensión cultural”.

Ayer, Difusión Cultural UNAM, que coordina el escritor Jorge Volpi desde el 8 de diciembre de 2016, anunció en un comunicado el cambio de titulares en cuatro dependencias: las direcciones de Teatro, Publicaciones y Fomento Editorial y TV UNAM, así como en la coordinación de Comunidad CulturaUNAM. Dos de ellos acaban de dejar sus cargos en la Secretaría de Cultura, y uno en el Fondo de Cultura Económica (FCE), dependiente de la Secretaría de Educación Pública.

El gestor cultural Juan Meliá, quien hasta noviembre pasado llevó el timón del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), es el nuevo director de Teatro UNAM en sustitución de Lorena Maza; la editora Socorro Venegas, excoordinadora de Obras para Niños y Jóvenes del FCE, será titular de Publicaciones y Fomento Editorial, que encabeza Joaquín Díez-Canedo; y Marcela Diez-Martínez, timonel del Festival Cervantino, será la nueva coordinadora de Comunidad CulturaUNAM, que estaba a cargo de Angélica Aguilera, fallecida hace unos meses.

Y el cineasta Iván Trujillo, quien desde 2010 fungió como director del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, dirigirá TV UNAM, cargo que desempeña Armando Casas. Él es el único funcionario que laboraba en la iniciativa privada y que ya había ocupado un cargo en la UNAM, como titular de la Filmoteca de 1989 a 2008.

Todos tomarán posesión mañana miércoles, confirmó ayer Dora Luz Haw, responsable de Comunicación de Difusión Cultural, quien informó que Jorge Volpi no detallaría aún las razones de estos cambios.

Difusión Cultural UNAM agradece a sus colaboradores el destacado trabajo realizado durante su gestión, así como su esfuerzo siempre comprometido con la misión y los objetivos de la Universidad”, apunta el documento para despedir a Maza, quien asumió su cargo en marzo de 2016; a Casas, quien llegó en diciembre de 2016, y a Díez-Canedo, nombrado a finales de febrero de 2017.

Villaseñor destaca que creadores como Meliá y Venegas, “que hicieron un buen trabajo en sus anteriores responsabilidades”, forman parte de la nueva generación de funcionarios culturales que relevan a los formados durante las gestiones de Rafael Tovar al frente del antiguo Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Es la consolidación de una nueva generación de promotores culturales. No olvidemos que el mismo Volpi fue titular del Festival Cervantino y de Canal 22, de Conaculta”, concluye.

POLOS OPUESTOS

Tras casi dos años al frente de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM, Joaquín Díez-Canedo tomó la decisión de dejar el cargo debido a que se sintió “fatigado, falto de ímpetu”, confiesa en entrevista vía telefónica.

Me comprometí de más. No logré ni de lejos vender el doble, como me había propuesto. No es una autocrítica llevada al extremo, pero sí me sentí sin energía. Hay mucho qué hacer. Se necesita alguien más joven, con otra visión de las cosas”, afirma.

El editor compartió con este diario (Excélsior, 04/10/2017) su ambiciosa meta de duplicar en dos años las ventas de los libros que publica la UNAM. “Vendemos 150 mil ejemplares al año, cuando deberían ser medio millón de ejemplares sin mucho problema”, afirmó entonces.

No le agarré muy bien la cuadratura al tema. Me di cuenta de que tengo demasiado tiempo con demasiadas cosas. Le pedí a Jorge  (Volpi) que buscara alguien que me remplazara. Quiero atender proyectos personales, la biblioteca de mi padre. Y creo que Socorro es inteligente, tiene capacidad de trabajo y experiencia”, añadió.

En el lado contrario, la promotora cultural Marcela Diez-Martínez se siente “muy entusiasmada” de trabajar en la UNAM y, especialmente, en el programa Comunidad CulturaUNAM, explicó ayer.

Me hace mucha ilusión laborar con todo lo que tiene que ver con creación y formación de públicos; es una perla. Todos los que trabajamos en programación y estamos dedicados a la cultura, pues en realidad podemos hacer mucho por llegar a los jóvenes”, indicó.

La sicóloga con posgrado en Educación por la Universidad Libre de Bruselas aseguró que Comunidad CulturaUNAM tiene que ver con el fomento y la creación de públicos. “Lo padre es que son jóvenes y será muy satisfactorio lograr que esta comunidad crezca y descubra el placer por el espectáculo en vivo”.

EXCELSIOR

error: Content is protected !!