Viven con cien pesos diarios en Tihuatlán

Compartir en:

Tihuatlán, Ver.- Con escasa mercancía que compran con mucho esfuerzo, consistente básicamente en golosinas, algunas verduras como nopales y chayotes, y hasta algunos “remedios naturales”, familias de comerciantes llegan de municipios circunvecinos para ofertar sus productos y conseguir por lo menos un poco de ingresos para sobrevivir al día.

Tal es el caso de la humilde pareja compuesta por José Francisco Trinidad y María N., quienes aseguran ser habitantes de Poza Rica, donde pese a ser una ciudad mucho más grande que esta villa por lo menos para ellos ofrece menos oportunidades para la venta de sus artículos.

“Decidimos viajar hasta acá porque allá nomás vendíamos cuarenta o hasta ochenta pesos diarios y no nos alcanzaba. Aquí nos va un poquito mejor, no mucho, aunque sea pobremente, pero comemos…”, dice José, mientras ella permanece sentada en la acera, pelando nopales para ofrecerlos a la gente que camina por la calle 5 de Mayo.

Con apenas una semana incursionando en esta localidad, asegura que optaron venir hasta esta villa e instalarse cerca del mercado municipal para probar suerte, luego de que hace dos años él ya había probado suerte aquí como vendedor callejero.

Antes, recuerda, había sido pintor y albañil, pero dejó ambos oficios porque los materiales que utilizaba en esos trabajos le ocasionaban daños en manos y pies y llegaba a enfermarse.

Los dos coinciden que traen muy poca mercancía porque carecen de dinero para invertir y es para lo único que les alcanza, ya que a veces el que tienen lo ahorran por si se enferman.

error: Content is protected !!