Vendedores de mariscos le temen a la competencia desleal

Compartir en:

ÁLAMO, VER.- La posibilidad de que los precios de pescados y mariscos aumenten conforme se acerque la Semana Santa y la probabilidad de que arriben comerciantes de temporada a ofrecer productos a bajos costos, mantienen en la incertidumbre a los propietarios y encargados de pescaderías de la ciudad.

Este primer viernes de Cuaresma, algunos vendedores de productos del mar en el mercado municipal Miguel Hidalgo aseguraron que al menos hasta ayer los precios de pescados y mariscos eran los mismos que los del año pasado.

Por ejemplo, citaron que la especie más barata (pero igual de nutritiva a la especie más cara) era la lebrancha, cuyo costo por kilogramo era de 35 pesos, mientras que el del sargo fluctuaba entre los 70 y los 80 pesos, la tilapia y la mojarra costaban 80 pesos y la trucha alcanzaba los cien pesos por kilo.

Compartir en:
error: Content is protected !!