UNAM garantiza calidad de agua en Ciudad Universitaria

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) garantizó el líquido para uso y consumo humano en Ciudad Universitaria, con lo que descartó la posibilidad de contagio de enfermedades.

A través de El Observatorio del Agua se informó que se realiza un monitoreo de la calidad del agua de Ciudad Universitaria (CU) de manera periódica, durante todo el año, no sólo cuando surgen brotes de alguna enfermedad, como el reciente de parotiditis, mejor conocido como paperas.

Esta semana, la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de la Facultad de Ciencias, informó sobre la aparición de casos de paperas en las facultades de Química y Ciencias en CU.

Por ese motivo, la directora de la Facultad de Ciencias, Catalina Stern Forgach, difundió un comunicado en redes sociales, donde destacó la importancia de que la comunidad estudiantil se mantuviera al tanto del monitoreo del agua en CU.

Sin embargo, la UNAM, a través de la Facultad de Medicina, en la voz de Rosa María Wong Chew, informó que el virus que causa las paperas se transmite por secreciones respiratorias, y el contagio ocurre de persona a persona: “El agua no es una vía de transmisión”, subrayó la experta.

De acuerdo con el reporte más reciente del Observatorio del Agua de la UNAM en cuanto a calidad, 95.31 por ciento de la calidad del líquido en el campus universitario es bebible, al contar con las mediciones de la norma, mientras que el restante 4.69 por ciento se encuentra fuera de esa norma.

Sin embargo, en entrevista, Daniel Rocha, del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (Pumagua), que alberga el Instituto de Ingeniería, aclaró que el hecho de que ese porcentaje se encuentre fuera de la norma, no implica riesgo alguno para la salud de la comunidad universitaria.

Abundó que el estar fuera de la NOM-127-SSA1-1994 -modificada en 2000- puede significar que el bebedero requiere de mayor limpieza, o que tiene un contenido de cloro más alto del requerido, sin que ello afecte la salud humana.

“Cuando hacemos los estudios de calidad del agua, también hacemos observaciones respecto a las condiciones físicas de los bebederos, y si la limpieza no es la adecuada, emitimos una recomendación a través de un oficio a la dependencia correspondiente”, explicó Rocha.

“Pumagua hace muestreos en el campus y en los diferentes puntos de abastecimiento con aparatos certificados, y toda la información es pública, se da a conocer de manera transparente y está disponible en línea”, indicó.

Daniel Rocha abundó que llevar a cabo el monitoreo constante de todo el campus universitario es un proceso que lleva su tiempo, porque se hace de manera minuciosa y constante en colaboración con el Instituto de Ecología de la UNAM.

Con base en el mapa de todos los bebederos en Ciudad Universitaria, que fue difundido por el Observatorio, los que se encontrarían fuera de la norma y que están señalado con círculo amarillo con la leyenda “no beber hasta nuevo aviso” son: en la Facultad de Ciencias, Prometeo, cuya fuente de abastecimiento es el Pozo Química y Multifamiliar. En este caso la fecha y hora de la última medición fue el 13 de septiembre pasado.

Otro se ubica en la Facultad de Derecho, en el Edificio D, primer piso, junto al aula D-112, con fecha de última medición del 27 de septiembre, y cuya fuente de abastecimiento es también el Pozo Química y Multifamiliar.

El tercero también se ubica en la Facultad de Derecho Edificio D, primer piso, junto al aula D-101, con misma fecha de medición que el anterior, al igual que la fuente de abastecimiento.

El cuarto también se ubica en la Facultad de Derecho en el Edificio E, planta baja, con fecha de última medición el 20 de septiembre pasado, con la misma fuente de abastecimiento de los anteriores.

Excélsior

Comments

comments