Una semana despues del terremoto, hallan vivos a 31 niños atrapados

Los equipos de rescate indonesios han encontrado con vida, una semana después del terremoto y el tsunami que golpearon la isla de Célebes, a 31 menores que habían quedado atrapados en dos colegios. Los jóvenes fueron rescatados este viernes en dos centros de formación profesional, 23 de ellos en uno del subdistrito de Marawola, en Sigi, y otros ocho en uno de Tondo, poblaciones situadas al sur y al norte de Palu, la capital provincial, según ha precisado el portavoz de la agencia de rescates, Basarnas, Yusuf Latif.

El portavoz no ha detallado la edad de los estudiantes, que quedaron aislados sin ningún adulto en estos centros educativos, donde por lo general suelen acudir jóvenes de entre 15 y 17 años. “La catástrofe ocurrió un viernes por lo que (los adolescentes) todavía estaban estudiando en las escuelas”, ha explicado Latif, quien ha asegurado que todos los estudiantes rescatados ya se encuentran de vuelta con sus familiares. Basarnas ha indicado que el Gobierno extenderá el periodo de búsqueda en la región hasta 14 días después del desastre, y que después decidirá los pasos a seguir.

Las autoridades han elevado este sábado a 1.649 el número de muertos provocados por el terremoto, el tsunami y las avalanchas de barro que lo siguieron, que afectaron la región central de Célebes, donde más de 70.000 personas se han visto desplazadas. Según el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, Palu es la localidad más afectada, con 1.413 muertos. El portavoz ha añadido que más de 900 de las víctimas han sido ya enterradas por sus familiares.

Más de mil personas continúan sepultadas bajo los escombros y el barro, según estimaciones oficiales y de las ONG, sobre todo en el barrio de Balaroa de Palu, la ciudad más afectada, y el pueblo de Petobo, situado a siete kilómetros al sur de la capital provincial. Los servicios de emergencia han tenido problemas para acceder a otra de las áreas más afectadas, la de Donggala, por lo que el balance previsiblemente subirá en los próximos días.

El Gobierno de Indonesia está limitando el acceso de personal sanitario y la ayuda internacional. Fuentes diplomáticas indicaron este sábado que los aviones para transportar asistencia humanitaria sufren retrasos por los estrictos controles indonesios y en las zonas más afectadas no se han visto expertos foráneos en la fase crítica de búsqueda de supervivientes.

El Gobierno indonesio anunció el miércoles que aceptaba la oferta de ayuda de 17 países de los 29 que se ofrecieron para el envío de aeronaves de transporte, generadores, tiendas de campaña y tratamiento de agua. Este viernes, el portavoz del ministerio de Exteriores indonesio, Arrmanatha Nasir, dijo que 23 aviones de 12 países habían sido aprobados y se encontraban en Yakarta, Balikpapan, en la isla de Borneo y puente hacia la zona del desastre, o en Palu, urbe más afectada por el sísmo.

MSN

Comments

comments