Una enfermedad llamada doctor

¡Comparte esta nota!

Diabetes + hemoglobina glicosilada= miedo innecesario

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista

Mucha inquietud, miedo, terror y confusión viven muchas personas sanas y diabéticos, con la medición de la cacareada hemoglobina glicosilada.

En el siguiente enlace se encuentran controvertidos comentarios semejantes a uno de mis temas: diabetes y hemoglobina glicosilada, publicado en: www.kiskesabe.com, que ha llamado la atención de algunas centenas de cibernautas. 

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021265671000106X

“En agosto de 2009, un Comité Internacional de Expertos creado ad hoc por las principales asociaciones mundiales de diabetes ha publicado un esperado consenso. En él se recomienda generalizar la utilización de la  hemoglobina glicosilada para el diagnóstico de la diabetes”.

NO COINCIDO con lo anterior porque la hemoglobina glicosilada elevada no causa ningún síntoma específico para decidir algún tratamiento directo. Sigue siendo la medición del azúcar en sangre el pivote esencial para el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de la diabetes.

“Respecto al coste, los autores del consenso abogan por usar los criterios clásicos, medición de azúcar, en aquellos lugares en los que no sea asumible”

SI COINCIDO con lo anterior, porque hay diabéticos muy pobres, sin recursos para pagar estudios cuyo costo es elevado y el beneficio es raquítico, como el caso de la hemoglobina glicosilada cuyo costo es cinco o seis veces más caro, pero no cinco veces mejor que la medición de azúcar.

“El laboratorio mide la hemoglobina glicosilada como porcentaje de la hemoglobina contenida en todas la células rojas, y este dato ofrece un índice de los niveles glucémicos a lo largo de los aproximadamente últimos dos meses”.

Comentan estos autores. Y personalmente argumento: si yo fuese diabético, no mediría mi heglobina glicosilada porque, si en el presente estoy bien controlado del azúcar, en nada me ayuda a tomar decisiones si mi azúcar estuvo elavada hace dos meses. A usted lector, ¿le interesa ese dato?

UNA CONTROVERSIA es que los defensores de la hemoglobina glicosilada argumentan que si una persona sana tiene elevada la hemoglobina glicosilada, con azúcar en ayunas normal, lo etiquetan como diabético. No concuerdo con este criterio, porque los síntomas de la diabetes se presentan por el azúcar elevada que produce alteraciones metabólicas, mucha sed, mucha orina y desgaste energético y daño lento a las arterias. La hemoglobina glicosilada elevada no causa ningún síntoma específico que amerite tratamiento específico.

“EL SEGUNDO aspecto controvertido después del anterior, con el cual tiene relación, se refiere al riesgo de complicaciones diabéticas provocadas por la hemoglobina glicosilada elevada aunque el azúcar sea normal”

TAMPOCO concuerdo con este punto de vista porque, por ejemplo, muchas personas sanas adultas y a mayor edad, pueden tener lesiones microvasculares asintomática (arterioesclerosis microscópica) en más de un órgano, principalmente en el cerebro, debido al proceso normal de la vida que se caracteriza porque las arterias se van obstruyendo (areterioeclerosis) en forma lenta, progresiva e irreversible, dependiendo de la carga genética variable para desarrollar arterioesclerosis con el paso del tiempo normal. Y además, si a esas mismas personas sanas y asintomáticas les hacen una resonancia magnética por ejemplo, con frecuencia les encuentran “microinfartos cerebrales antiguos” o “endurecimiento” de las arterias,  pero asintomáticos NORMALES, por el proceso de envejecimiento. Si coincide que en ese momento por primera vez se les encuentra la hemoglobina glicosilada elevada con azúcar normal o ligeramente elevada, le atribuyen a diabetes inexistente como responsable causal de esos microinfartos y pomposamente les dicen a los pacientes que :”han padecido de la diabetes por más de cinco años sin que se dieran cuenta” y hasta los regañan presuntuosamente, “por no cuidarse”, sin que nunca les haya subido el azúcar en la sangre ni que las hormigas se aglutinen donde orinan (detectan azucar en orina).

Comento lo anterior porque en la práctica cotidiana veo con mucha frecuencia personas sanas aterrorizadas con tal diagnóstico: ¿diabetes sacarina sin azúcar elevada?. Para mi es inaceptable, sería como un platillo de filete con papas, pero sin filete: son “puras papas” La lógica me informa que coincidencia o asociación de dos o más fenómenos, no necesariamente se puede establecer una relación causal entre uno y otro.

Así estamos en estos tiempos. Muchas personas sanas están etiquetadas de diabéticos y llevan una pésima calidad de vida privándose por ejemplo, de disfrutar un rico y nutritivo “postre de rancho”: queso y piloncillo a mordidas. Dizque por el azúcar.

Y aclaro:no es mi intención corregir criterios diagnósticos de guías terapéuticas establecidas por “expertos del mundo médico”, ni mucho menos corregir a mis coterráneos colegas. El objetivo de esta columna es informar y orientar al público, lo más objetivamente posible y sin intereses comerciales personales, con relación a las controversias y de esa forma, el enfermo puede contar con diferentes opciones a elegir para su atención.

 CONCLUSION FINAL:  en ese mismo estudio de revisión del tema, los expertos dicen y confirman mi punto de vista: “existen aún dudas razonables sobre el riesgo de la hemoglobina glicosilada en complicaciones diabéticas, incluida la mortalidad, lo cual hace cuestionable el rigor de la utilización diagnóstica de una cifra determinada de esta molécula por lo que muchos autores han preferido desaconsejar el uso de la hemoglobina glicosilada como esencial para diagnosticar evaluar a los diabéticos”

A pesar de todo esto, las recomendaciones anuales de la Asociación Americada de Diabetes , aún reconociendo las limitaciones señaladas, establecen la hemoglobina glicosilada como primer método diagnóstico de diabetes.

¿Se consolidará esta nueva recomendación y será asumida, con sus incertidumbres, por los profesionales? Y lo que es más espinoso, ¿aceptarán las diferentes administraciones sanitarias el coste que requiere?

Fco. De Quevedo y Villegas satiriza al dinero: Madre, yo al oro me humillo. El es mi amante y mi amado. Pues de puro enamorado anda continuo amarillo. Que pues doblon o sencillo. Hace todo cuanto quiero: poderoso caballlero es don dinero.

Correo: dockiskesabe@msn.com

Página: www.kiskesabe.com

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107