Una enfermedad llamada doctor

¡Comparte esta nota!

Tratamiento actual de COVID II.

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels: 782 82 2 6352 y 782 888 0056.

En la entrega previa, se comentó que la cloroquina, prescrita en una receta médica para COVID,  puede provocar arritmias cardiacas potencialmente mortales.

Además de la cloroquina, un antipalúdico, al enfermo en cuestión, en la misma receta, le prescribieron un antibiótico macrólido, la AZITROMICINA, que suprime la síntesis proteica bacteriana y de esa forma mata bacterias. Pero ninguno de estos dos medicamentos mata a los virus. 

            Ahora bien, el Dr. Arroyo, comenta que en un estudio publicado en la revista British Medical Journal, se compararon tres grupos de pacientes con covid: uno tratado con azitromicina e hidroxicloroquina, otro con azitromicina solita y un tercero sin estos dos medicamentos, el resultado fue que se murieron más pacientes de los dos grupos tratados con hidroxicloroquina solita y en los tratados con azitromicina e hidroxicloroquina. Entre los efectos colaterales de la azitromicina también se menciona la alteración del ritmo cardiaco (arritmias) y diarrea por irritación de colon.

            Por lo anterior, no se recomienda prescribir ni cloroquina ni azitromicina en pacientes con COVID.

Y sin embargo, se continúa prescribiendo este par de medicamentos en forma simultánea.

            Después en el mismo video, se comenta un estudio de junio 2020, de pacientes tratados con dexametasona, comparándola con un grupo control sin dexametasona. El grupo con dexametasona consistió en 4321 pacientes tratados a la dosis de 6 mg cada 24 horas por 10 días, y otro grupo de 2104 pacientes de control, sin dexametasona. Se observó una mayor sobrevivencia a los 28 días, en los pacientes tratados con dexametasona en pacientes que requirieron oxigenación complementaria y oxigenación por intubación. Por lo anterior se concluye que los pacientes con oxigenación complementaria y por intubación tienen mayor beneficio si reciben dexametasona.

            Del texto anterior conviene aclarar un concepto esencial: sobrevivencia se refiere a prolongar la vida, nada más; pero no necesariamente a disminuir la mortalidad. Se puede prolongar la vida con tal o cual tratamiento, pero no necesariamente evitar la muerte. Esto es importante aclarar, porque ya se ha comentado que la dexametasona NO es tratamiento específico para COVID y por lo tanto, parece ilógico afirmar que disminuya la mortalidad; incluso ya se ha comentado que su abuso esta provocando complicaciones serias y mortales. Y en este video, el Dr. Arroyo, internista, comenta que la dexametasona mejora significativamente la sobrevida, pero enseguida afirma que disminuye la mortalidad.

            Con lo anterior se me ocurre plantear algunos cuestionamientos. Si la dexametasona disminuye la mortalidad y se está utilizando desde el inicio : ¿Porqué se ha prolongado tanto esta contingencia, porqué han surgido nuevas olas de COVID y de mortalidad en diferentes países; porqué de cada 100 pacientes intubados en todo el mundo, se mueren más del 90%, a pesar de que los pacientes hospitalizados por protocolo reciben dexametasona antes de la intubación?

https://es.cochrane.org/es/la-dexametasona-reduce-la-mortalidad-en-pacientes-hospitalizados-con-covid-19-con-complicaciones

Es muy complejo, o muy fácil, para médicos, periodistas o políticos, comentar o publicar las cifras estadísticas en medicina, según el objetivo de cada uno de ellos. Bien decía Mark Twain: la estadística es la ciencia que dice que si yo no tengo vehículo y mi vecino tiene dos, yo tengo uno.

            Por lo anterior, me atrevo a afirmar: que si la dexametasona NO es tratamiento específico para el virus y solo es paliativo o atenuante de algunas manifestaciones de la enfermedad, parece lógico aseverar que no disminuye la mortalidad y solo prolonga la vida ¿o la agonía? Se recomienda: no indicar dexametasona en casos leves, y puede prolongar la vida en casos que necesitan oxigenación complementaria o intubación.

            A las pruebas me remito: mediante mi columna, www.kiskesabe.com, una paciente de Querétaro me consultó por internet. Tenía un mes de tratamiento por secuelas de COVID. La estaba tratando un colega internista, mismo quien un mes antes la trató por fiebre y síntomas respiratorios sugestivos de COVID, confirmado con la prueba PCR positiva. El COVID fue leve pues no hubo necesidad ni de oxígeno ni de hospitalización. Me confirmó haber recibido los 6 miligramos de dexametasona por 10 días, pero también recibió prednisona, otro derivado de la cortisona, a dosis de 50 miligramos por 10 días. En realidad recibió una dosis doble y por tanto excesiva, de la recomendada para dexametasona.

            Mi deducción me sugería que si el COVID fue leve, no pudo evolucionar con secuelas y el paciente un mes después se quejaba de debilidad generalizada, baja de peso, mucha sed, mucha orina, síntomas por los cuales el mismo internista lo estaba tratando por “secuelas de covid”, con vitaminas y ensure (complemento proteico).

            No había antecedentes de diabetes. Sugerí, midiera su azúcar en sangre, me reportó 250 miligramos y positiva en orina. Tienes diabetes, le informé con seguridad, provocada por prednisona y dexametasona, esto lo se desde hace 50 años, lo aprendí en la escuela de medicina. Indiqué tratamiento para diabetes. Hace dos días me informó que lleva seis meses con su azúcar normal sin medicamento.

            No tuvo secuelas de COVID, sí tuvo secuelas del tratamiento: diabetes esteroidea, no detectada.

            Maquiavelo diría: el virus justifica los miedos y nuestros yerros. En vez de: el fin justifica los medios.

Correo: dockiskesabe@msn.com

Página: www.kiskesabe.com

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107