Una enfermedad llamada doctor

¡Comparte esta nota!

Piedra y lodo contra covid.

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels: 782 82 2 6352 y 782 888 0056.

En un reportaje de la revista proceso (06-03-21) se describe que unos 82 municipios de Oaxaca, no han presentado COVID durante todo el periodo de la contingencia sanitaria. Simple y llanamente no dejan entrar ni salir a ningún ciudadano, no hacen reuniones familiares ni festejos patronales, multan con 200 pesos a quienes no usan cubre-bocas y encarcelan a quienes no cumplen las disposiciones. Y no violan derechos humanos porque se rigen por sus usos y costumbres, las que decidieron ejercer estrictamente cuando supieron que familiares que vivían en grandes urbes enfermaban y morían de COVID

            Talea de Castro, con 1500 habitantes, pueblo zapoteco en la Sierra de Juárez, es uno de los 102 municipios del país libres de COVID.

            Ya había comentado que durante el año en que ha estado con nosotros este bicho travieso, he visto pacientes que acuden de diferentes pueblos que rodean a Poza Rica: Entabladero, Espinal, Castillo de Teayo, La Mesa de Metlaltoyuca, e incluso en mi pueblo natal, Solís de Allende, con 300 habitantes, y otras comunidades, al preguntarles si sabían de casos de COVID en sus comunidades. No. Era la respuesta categórica.

Con la evolución del brote de COVID, continué haciendo la pregunta. La respuesta cambió: Sí doctor, si hemos sabido de casos de COVID pero en familiares de nosotros que viven fuera del pueblo: México, Querétaro, Poza Rica, Alamo, Túxpam. Ah, explicaba yo a esos pacientes: es que en las grandes ciudades hay mayor densidad de población y la gente permanece en contacto cercano por más tiempo y con más frecuencia, por las aglomeraciones que se presentan en diversas instituciones comerciales y de servicios públicos. Cierto doctor. Afirmaba más de uno. Nosotros por eso solo salimos a lo esencial como en este caso de venir con usted, pero no visitamos a nadie ni recibimos visitas de ningún familiar.

De enero a la fecha, continué haciendo la misma pregunta: ¿Ha sabido de casos de COVID en su comunidad? ¡Újule! Sí doctor. Ya nos llegó, hasta murieron unos parientes míos que recibieron visitas de fuera y contagió a unos que vivían en mi pueblo en navidad y año nuevo.

Y en efecto, de Enero a la fecha, despuntó el COVID y en esos pueblos libres de COVID, está cobrando víctimas. Yo no he ido a mi Pueblo, Solís de Allende, pero, lamentablemente, unos tres parientes cercanos consanguíneos, “más jóvenes que yo” han muerto por esa causa. Cientos de parientes viven fuera de Solís, y hubo visitantes foráneos, o algunos fueron de visita a otras ciudades.

Navidad y Año Nuevo, se festejaron con muy bajas temperaturas, a puerta cerrada, sin ventilación, por varias horas, incluso toda la noche, hablando o cantando sin cubre-bocas y muy cerca unas personas con otras,  con diversos visitantes de familias que vienen de grandes urbes. Estas circunstancias, “intercambio de virus”, son el caldo de cultivo preciso para que los coronavirus de nuestras gargantas nos invadan y provoquen síntomas, que con la cepa mutante, los síntomas pueden ser mortales. La cepa mutante va de la mano con la evolución del universo y de todo ser viviente, incluyendo los virus   que viven en nuestras vías respiratorias.

Resultado de lo anterior: aumento de COVID en forma escalofriante.

Recordemos “el caldo de cultivo” relacionado con el surgimiento de la vida en la tierra, teoría expuesta por el Ruso Oparin y casi verificada en laboratorio por Miller, quien logró crear materia orgánica, de elementos inorgánicos, semejante al de nuestras células vivientes, no por invocaciones divinas, sino simulando en el laboratorio, las condiciones de temperatura y concentración de carbono, hidrógeno, oxigeno, nitrógeno (CHON) y otros nutrientes, condiciones propias de la tierra hace unos 4 mil millones de años cuando se especula que surgió la vida en el agua, como se describe en el siguiente texto:

http://www3.gobiernodecanarias.org/aciisi/cienciasmc/web/biografias/alexander_oparin.html

Biólogo y bioquímico soviético que realizó avances con respecto al origen de la vida en la Tierra, Alexsander Oparin se graduó en la Universidad de Moscú en 1917. En 1924, comienza a desarrollar una teoría acerca del origen de la vida, que consistía en un desarrollo constante de la evolución química de moléculas de carbono en el caldo primitivo. La teoría de Oparin fue retomada por Stanley Miller, que puso en práctica el experimento que lograba crear materia orgánica a partir de materia inorgánica. En 1935, funda el Instituto Bioquímico RAS. En 1946, es admitido en la Academia rusa de las Ciencias. En 1970, es elegido presidente de la Sociedad Internacional para el Estudio de los Orígenes de la Vida. Está enterrado en el Cementerio Novodevichy, en Moscú.

Realizó en 1930 la hipótesis de la aparición de la vida en la Tierra. Propuso que la primitiva atmósfera terrestre contenía metano, hidrógeno y amoniaco. La presencia de agua la atribuyó al vapor que acompaña a las abundantes emisiones volcánicas de la época, tal y como ocurre en la actualidad. Las altas temperaturas, los rayos ultravioleta y las descargas eléctricas en la primitiva atmósfera habrían provocado reacciones químicas de los elementos para formar primitivos aminoácidos (materia orgánica). De los aminoácidos pasaríamos a las primitivas proteínas sencillas.

La vida surgió en la Tierra quizás hace unos 4000 millones de años, aunque el cálculo de cuándo comenzó es bastante especulativo. Generada por la energía química de la joven Tierra, surgió una molécula (o varias) que poseía la capacidad de hacer copias similares a sí misma: el «primer replicador» “.

Catastróficamente, en las redes sociales se dice que el virus llegó para quedarse. No obstante, si la peste negra en europa medieval (1347 y 1353) mató a 50 millones (64%) de 80 millones de europeos y la teoría de Darwin permitió que finalmente la peste fuese vencida sin medicamentos y sin la tecnologia actual, no veo porque el COVID, actualmente no pueda ser vencido.

La teoria del origen de la vida, así como la de la evolución Darwiniana, nos la enseñó magistralmente mi maestro de biología de secundaria (1959-61),el profesor, Jose Luís Macías, en la escuela Art. 123 de Cerro Azul,Ver. Tales teorías, siguen vigentes. Seguramente Darwin nos pinta un futuro promisorio ante el COVID: la selección natural con apoyo de la artificial.

Correo: dockiskesabe@msn.com

Página: www.kiskesabe.com


Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Digital.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Coronavirus-Ok2.png

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!