Un lujo cenar Tagná

Compartir en:

Sierra del totonacapan, Ver.- La cena de noche buena con Tagná (Guajolote) o pavo como se le conoce en estos municipio, es un verdadero lujo pues su precio no es nada modesto, sin embargo, la gente de las comunidades sabes que su sabor es inigualable.

Hoy es nochebuena en vísperas al día de navidad y no es un secreto para nadie que uno de los platillos mas populares de este día es el Pavo de Navidad. Pero ¿porqué se ha vuelto uno de los platillos más tradicionales en Noche Buena?

Hace muchos años, los aztecas acostumbraban cenar «Guajolote», lo consumían por ser una ave que tenía popularidad de realeza y nobleza además de su exquisitez.

Tanto fue así que su preparación y sabor llegó hasta Francia. Con el pavo, alimentaban a los colonos ingleses del Mayflower quienes desembarcaron en Massachusetts el último jueves de noviembre de 1621 dando inicio al Día de Acción de Gracias.

Se sabe que la popularidad del pavo entre las poblaciones menos adineradas en Europa y América se debe a que este tipo de aves al tener un gran tamaño y que su tiempo de engorda es mucho menos al de otro tipo de aves.

En México, fue hasta el año 1528 cuando Fray Pedro Gante tuvo la idea de festejar Navidad pero fue difícil convencer a la población de que adoptaran ésta tradición. Aunque en la primera navidad, el pavo no estuvo presente al paso de los años se convirtió en tradición gracias a que es una especie que no genera alto costo comprarlo y puede alimentar a varias personas.

Sin embargo actualmente en esta zona donde se crian lo guajolotes criollos como comúnmente le llaman los pobladores, los precios de estos animales aumento ligeramente con respecto a los meses anteriores pues si lo compran por kilo el precio varia de entre los 100 a 120 pesos y si lo compra en pieza cuesta alrededor de Mil a 1,200.00 pesos, por lo que es una verdadera opulencia cenar Tagná

La señora Yessica Morales quien se dedica a criar y a vender guajolotes dijo que para que el animal llegue a su punto lo cuida de entre 10 a 12 meses, que es cunado puede llegar a pesar 10 o más kilos, pero que en esta temporada es cuando más busca al gente y como saben que cuesta mucho engordarlo pagan el precio que es “ no es barato comer Tagná, la gente de las comunidades sabe lo que cuesta engordar un animalito de estos, así que si viene a buscarlo es porque tiene para pagarlo, además su sabor es inigualable al pavo que venden en las ciudades”, explico doña “Yeca”, como lo conocen sus vecinos.

Doña Yeca también comento que e todo el año las ventas no son muy buenas, pues es difícil con la economía de la ciudadanía, pero en estos días se espera un repunte y de ahí todo se calma.

Más noticias AQUÍ

¿Conoces a alguien o tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad?
Mándalo al WhatsApp de La Opinión De Poza Rica: 7822199402 o
al correo info@laopinion.net e info@laopinion.com.mx

¡Compártelo! Nuestros periodistas le darán seguimiento.

Compartir en:
error: Content is protected !!