Un estudiante egipcio de la universidad de Granada detenido y torturado en Egipto

Compartir en:

La policía egipcia mantiene detenido desde el pasado viernes al estudiante egipcio de la universidad de Granada Patrick George Zaki acusado de “difundir noticias falsas” e “incitar a la protesta”, entre otros cargos. Según ha denunciado su abogado, Samuel Tharwat, el joven, de 27 años, ha sido sometido a torturas durante los interrogatorios. Zaki, afiliado a la oenegé Inciativa Egipcia para los Derechos Personales, estudia en la universidad de la ciudad italiana de Bolonia un máster centrado en estudios de género, coordinado por el centro de estudios granadino.

Zaki fue detenido solo llegar al aeropuerto de El Cairo, donde llegó para pasar unos días con su familia. Ahí mismo fue esposado e interrogado con los ojos tapados, según su abogado, durante 17 horas. Después fue trasladado a la prisión de Mansura, su ciudad natal, situado a unos 120 kilómetros al noreste de la capital egipcia. El letrado denunció que el activista de derechos humanos sufrió golpes en el estómago y la espalda, así como descargas eléctricas. La Fiscalía de Egipto informó que Zaki permanecerá 15 días en prisión preventiva mientras dure la investigación sobre los cargos que se le imputan, entre los que se encuentran también «llamar a derrocar al Estado» e «incitar a cometer violencia y crímenes terroristas».

“Todavía no comprendemos las acusaciones contra Patrick. Nuestro hijo nunca fue un peligro para nadie, sino que fue un constante apoyo y una ayuda para tanta gente”, ha señalado en un comunicado, difundido a través de las redes sociales, la familia del joven estudiante.

Oleada de represión

«La detención arbitraria y tortura de Patrick Zaki (…) es solo un ejemplo más de la arraigada represión ejercida por el Estado contra supuestos opositores y personas que defienden los derechos humanos, que alcanza cotas más osadas cada día que pasa», ha denunciado Amnistía Internacional. La última oleada de represión en Egipto se registró el pasado mes de septiembre cuando, según cifras del centro Egipcio de Derechos Económico y Sociales, 4.300 personas fueron detenidas y 3.700 acusadas formalmente por la Fiscalía tras producirse una serie de protestas en las calles. Tanto Amnistia Internacional como la Universidad de Granada exige «la puesta inmediata en libertad» del joven estudiante.

El caso de Zaki ha provocado que los medios de comunicación recuerden el asesinato del joven investigador italiano, Giulio Regeni, que fue secuestrado hace cuatro años en El Cairo y días después apareció muerto en una cuneta con señales en el cuerpo de haber sido brutalmente torturado. Aunque el caso sigue sin resolverse, la fiscalía italiana consideró hace dos años, tras una investigación, que cinco miembros de la policía y la seguridad nacional egipcios habían participado en la desaparición y muerte del joven estudiante de la ciudad de Bolonia, que llevaba a cabo un trabajo de campo sobre los movimientos obreros en Egipto.

Crédito: elperiodico.com

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

error: Content is protected !!