Un dispositivo bajo la piel para abrir puertas o viajar en tren

Compartir en:

Lorena García se pone unos guantes esterilizados. Sujeta con sus dedos pulgar e índice un trozo de carne de la mano izquierda de Elbio Nielsen, emprendedor bilbaíno de 38 años. Poco a poco atraviesa con una aguja su piel e inmediatamente después la extrae. En cuestión de segundos ha introducido en su cuerpo un dispositivo del tamaño de un grano de arroz. Esta escena se ha desarrollado en Madrid, pero en Suecia unas 5.000 personas ya han pasado por este proceso. Llevan en su mano implantado un dispositivo que utilizan en su día a día para montar en el tren, entrar en sus oficinas de trabajo o en el gimnasio, sacar fotocopias e incluso comprar aperitivos en máquinas expendedoras. El desarrollo también podría aplicarse en el futuro en el ámbito de la telemedicina, cuya importancia ha quedado de manifiesto con la pandemia.

“Hemos pasado de tener ordenadores muy grandes a móviles y wearables. El siguiente paso es un dispositivo implantable”, explica Juanjo Tara, cofundador y CTO de Dsruptive. Esta compañía sueca vende cada mes cerca de 1.000 dispositivos NFC como el que Nielsen lleva ahora en su cuerpo. En el primer trimestre de 2020 ha enviado 1.000 unidades a Estados Unidos, 500 a Japón y 500 a Inglaterra. Tara, almeriense de 35 años, calcula que unas 50.000 personas en el mundo pueden tener un implante de este tipo. “Solo vendemos a empresas que después crean sus propios desarrollos para utilizarlos. No sabemos hasta qué punto los están implantando”.

A García, que en la actualidad trabaja en Madrid en el estudio Cool Tattoo Rivas, la contactaron unos días antes para proponerle implantar a Nielsen el dispositivo. Aceptó. Lleva siete años dedicándose a hacer piercings de forma profesional y afirma haber perdido la cuenta de los que ella misma lleva encima. “El procedimiento es muy similar a hacer una perforación corporal. Hay entrada y salida de la aguja y se deja una joya decorativa. En este caso se mete el dispositivo y queda dentro cuando se saca la aguja”, explica García, más conocida en su sector como la zurda. “Es una incisión pequeña que se cierra por sí sola y no es nada peligrosa, como si te sacan sangre”.

Nielsen sonríe y muestra orgulloso la parte de la mano, tapada con una tirita, en la que tiene el dispositivo —entre sus dedos pulgar e índice—. Asegura que no le ha dolido. En un primer momento, ha sentido “un pellizco”. Después, ha notado durante unos instantes un ligero aumento de temperatura. Se define a sí mismo como un early adopter (quienes se suman los primeros a las nuevas tendencias tecnológicas) y llevaba tiempo esperando este momento: “Desde niño soñaba con mezclarme con la tecnología. He visto la evolución del NFC desde hace 4 años y tengo claro que va a ser un área de negocio”.

Ahora se dedica a investigar qué proyectos basados en tecnología pueden triunfar. Su última apuesta es Fazil, un neobanco para conquistar a la generación Z —los nacidos después de 1997—. Le gustaría que sus clientes puedan pagar rápidamente con la mano. Sin necesidad de tarjetas de crédito “que contaminan y pesan en un bolsillo”.

“Instalar un dispositivo wearable en el cuerpo permite la reducción de interacciones entre humano y máquina. Esto es brutal porque podemos acortar tiempos que utilizamos en acciones muy repetitivas en el día a día como abrir puertas o pagar”, añade. Existen otras compañías como Dangerous Things o Biohax que exploran las posibilidades de estos implantes. El de Dsruptive se usa principalmente en tres ámbitos: para viajar en diferentes medios de transporte, en accesos a recintos y como medio de almacenamiento de información privada.

Publicado por – ELPAIS

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Digital.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Coronavirus-Ok2.png

Compartir en:
error: Content is protected !!