Tribuna Central

Compartir en:

POR JOSÉ LUIS PACHECO ESPINOZA

Aun cuando no se ha hecho de manera oficial la salida del profesor Jesús Zurita Lozano de la dirigencia del COMUDE en Poza Rica, es algo “ya cantado”, y sobre todo porque no es entendible que esté trabajando para el ayuntamiento, es una dependencia municipal y esté peleado con los integrantes del mismo ayuntamiento.

La verdad es que desde un principio Zurita estaba equivocado en su teoría, hace un año antes de tener ese cargo me dijo que se necesitaba poner orden en el deporte y si le dieran la oportunidad de estar en el COMUDE empezaría por quitar la corrupción en la ligas de distintos deportes; eso me queda claro, en la ligas se mueve mucho dinero, bueno, va en escala dependiendo de la cantidad de equipos que manejen, de costos de inscripción y venta de credenciales. Pero de que son negocio, lo son.

Pero esto no es nada nuevo, le dije en su momento que no estaba descubriendo el hilo negro, pues dos administraciones municipales antes, el director del COMUDE intentó hacerlo y le fue como en feria hasta que vio que era mejor cortar por lo sano y dejar que los presidentes de ligas hagan su agosto mientras los delegados de equipos se lo permitan, las ligas son autónomas y a sus presidentes los ponen o quitan solo los delegados, nunca un presidente municipal, mucho menos un director de COMUDE removerá una mesa directiva de una liga deportiva.

La cosa no es por ahí, tampoco se trata de crear nuevas ligas, un COMUDE no es formador de ligas, los dos ayuntamientos anteriores pecaron de eso, han tenido esa situación, pues durante la gestión administrativa el director de COMUDE hace una liga y al salir de sus funciones se queda con esa liga que maneja ahora ya como negocio personal.

El deporte es como una empresa y quien lo dirige debe saber administrarlo, además tiene que tener un carácter dócil, ser amable, tener mucha paciencia y aun cuando tenga gente que le critique su trabajo siempre debe tener buena cara para todos, sobre toda para sus detractores, no debe hacer revanchismos y siempre buscar hacer el bien, pues es quien tiene la responsabilidad de manejar la actividad deportiva de todo un municipio, no solo de deportistas con talento, sino de toda la población, desde infantes hasta persona mayores.

Un director de COMUDE debe ser conciliador, debe orientar a quienes le pidan apoyo para llevar a cabo un evento; además debe trabajar por objetivos y con proyectos; un director de COMUDE no tiene la necesidad de tener gente de su lado para ganar batallas, debe tener gente para mover proyectos.

Las ligas deportivas son lo que menos debe preocuparle porque la mayoría llevan años funcionando, no son ligas de nueva creación, al contrario, debe buscar talentos para proyectarlos, ver que los deportistas estén a gusto y trabajar en equipo con las ligas, porque solo así se avanzará.

Me queda claro que hay muchas necesidades en el deporte local, falta infraestructura, pero esa no es función de un director del COMUDE, para eso el ayuntamiento tiene áreas específicas para “bajar” recursos y planificar obras.

El director del COMUDE debe reunirse con especialistas del deporte en su municipio para sacar adelante proyectos, también crear conferencias sobre salud mental, nutrición, primeros auxilios, psicología deportiva, relaciones humanas, planes y estrategias de entrenamiento; en fin, hay muchos temas interesantes, hay mucho por hacer como para estarse peleando con todo mundo.

Ah, y para hacer las conferencias a las que hago alusión no se necesita invertir dinero con ponentes foráneos, Poza Rica tiene muchos profesionistas capaces, con conocimientos y si les ofrecen un buen proyecto estoy seguro que le dicen que si a todo, porque son pozarricenses y querrán dejar a la comunidad su sapiencia, si alguien lo duda, a las pruebas me remito.

error: Content is protected !!