Transporte público solo somete a revisión a quienes no se mochan.

Compartir en:

La manera en que opera el delegado de Transporte Público, Santos San Román Martínez y sus secuaces es descarada, denunciaron operadores de taxis que sí están en regla y observan los tratos por debajo del agua que se realizan en dicha delegación.

En la ciudad, los elementos de esta corporación se hacen de la “vista gorda” y pasan por alto las unidades pirata, incluso se ha denunciado que las mismas autoridades tienen unidades a su servicio que operan de manera ilegal.

Otro negocio que mantiene la delegación es en contubernio con los sindicatos, ya que se les ha dejado a total complacencia la operación de las rutas de taxis, como Papantla, Coatzintla o Cazones, donde son particulares quienes deciden cómo cargan los taxis.

Las cuotas por unidad operan de manera discrecional a plena luz del día, y aunque los taxistas se opongan tienen que ceder, ya que de lo contrario no los dejan cargar. “Se han convertido en dueños de las rampas, tienes que pagar si quieres trabajar”, expuso un ruletero.

Además, a cambio de dádivas los agentes miran hacia otro lado si cargan pasaje de más, ya que la ruta a Papantla carga 5 pasajeros, cuando el límite es 4, lo que pone en riesgo las garantías de los viajeros en caso de un accidente.

La corrupción en la delegación a cargo de San Román Martínez aumenta, por ello usuarios que tienen que soportar los malos tratos y pésimas unidades, así como operadores en regla piden que se revise a fondo el actuar de los elementos.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión De Poza Rica

error: Content is protected !!