Toda la verdad detrás del escandaloso robo y difusión de fotografías de famosas desnudas

Ocurrió en el año 2011, cuando un grupo de hackers anunciaron que habían robado unas fotos de Scarlett Johansson,Vanessa HudgensMiley Cyrus, Emma Caulfield o Addison Timlin, Kate Upton, Kaley Cuoco o Kirsten Dust, entre otras, desnudas o en situaciones íntimas de sus iPhone. Imágenes en las que aparecía Johansson, que en aquel momento estaba recién divorciada de Ryan Reynolds, de espaldas al espejo mostrando el trasero o tumbada en la cama y puede verse sus pechos desnudos en primer plano. En aquel momento los hackers anunciaron que venderían el resto de fotografías al mejor postor en la Red para que las comercializasen a través de sitios dedicados a la pornografía con chicas famosas. Unas imágenes que no vieron la luz pues el responsable del robo fue detenido antes de la venta.

Sin embargo este suceso fue tan solo un pequeño avance de todo lo que estaba por suceder, pues en septiembre de 2014 sucedió el «Celebgate», un escándalo que conmovió al mundo entero al filtrarse decenas de imágenes íntimas de actrices y celebridades estadounidenses que fueron difundidas a través de internet después de que les «hackearan» sus dispositivos móviles.

Jennifer Lawrence fue una de las más afectadas pues se publicaron un gran número de instantáneas muy comprometidas que mostraban a la actriz ligera de ropa, con trajes de baño o incluso parcialmente desnuda. Tres años después la intérprete todavía no se había recuperado del escándalo que generaron las fotos hackeadas en las que posaba desnuda y provocadora para su novio, así lo confesó en una entrevista para «Vanity Fair» en la que rompía su silencio y hablaba por primera vez sobre el traumático incidente. «Todo lo que traté de escribir me hacía llorar o enojarme. Empecé a escribir una disculpa, pero no tengo nada por lo que pedir perdón. Estuve en una hermosa, sana y gran relación durante cuatro años. Era una relación a distancia, y la opción es que tu novio mire porno o que te mire a ti» y aseguró que «Cuando sucedió lo del pirateo informático, me sentí tan violada que ni siquiera puedo expresarlo con palabras».

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence

La intérprete, de 27 años, fue la primera víctima entre las más de 100 celebridades que fueron atacadas por piratas informáticos entre las que se encontraban Anne Hathaway, Selena Gómez, Emma Watson, Amanda Seyfried, Scarlett Johansson, Rihanna o Miley Cyrus, entre otras. Todas ellas vieron tuvieron que ver su intimidad bilipendiada después de que sus teléfonos móviles fueran hackeados con todas las fotos íntimas guardadas en el dispositivo publicadas en Internet.

Condenas

Todas ellas exigieron que todo el peso de la ley caiga sobre quienes se lucraron con sus imágenes. «Esto no es un escándalo, es un delito sexual», recriminó, y aseguraban que era «una violación sexual y es repugnante». Sin embargo no fue hasta septiembre de 2017 cuando el FBI logró detener al primero de los cuatro «hackers», Ryan Collins, un informático de 36 años que se declaró culpable y reveló que para recopilar las imágenes accedió al servicio de almacenamiento en la nube iCloud y de decenas de cuentas de Gmail entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014 para, posteriormente, filtrar el material gráfico en internet a través de la plataforma 4Chan.

Anna Hathaway
Anna Hathaway

Ryan Collins fue condenado a 18 meses de cárcel. Tras él llegó Edward Majerczyk, de 28 años, que también se declaró culpable y fue condenado a nueve meses de prisión. También Emilio Herrera, de 32 años, se declaró culpable y por último llegó George Garofano, quien fue condenado a ocho meses de cárcel más tres meses de libertad vilgilada.

 

 

ABC NOTICIAS

nlx

Comments

comments