Tenia reporte de robo, ahora un fiscal le pide “mochada”

Tuxpan, Ver.- Familiares de un comerciante que fue detenido en poder de una motocicleta con reporte de robo, demanda la intervención del Fiscal General del Estado, toda vez que denuncian que a pesar de comprar  la unidad de buena fe y que habría sido víctima de una estafa, ahora han sido objetos de un intento de extorsión por parte de uno de los fiscales de la Unidad Integral de Procuración de Justicia, quien para entregarles 15 Mil pesos que traía en su poder el acusado les habría pedido una “mochada”.

El drama de esta familia comenzó la madrugada del lunes, cuando elementos que conforman la llamada Guardia Nacional, en este puerto aseguraron en un puesto de control instalado en la autopista Túxpam-Poza Rica a la altura de la agencia automotriz Chrysler, a un joven que manejaba una motocicleta que resultó con reporte de robo.

El acusado de nombre Eduardo N., de 20 años, el día de su detención traía 15 Mil pesos en efectivo y otras pertenencias, las cuales fueron entregados al personal de la Unidad Integral de Procuración de Justicia y quedaron a disposición del Fiscal Segundo José Manuel Enrique Gómez.

César Morales, hermano del señalado mencionó a los medios de comunicación que tras cumplirse el término legal su consanguíneo fue liberado, esto luego de demostrar con documentos en mano que la motocicleta Italika Ft150z, color rojo con negro, la compró su hermano de buena fe y para el uso de su trabajo toda vez que este se dedica a la venta de fruta y verdura en un modesto puesto ubicado en la congregación de Santiago de la Peña.

El señalado aclaró que cuando los uniformados lo detuvieron se dirigía a pagarles a sus proveedores por eso llevaba esa cantidad de dinero, la cual ha solicitado le sea devuelta con prontitud puesto que tiene que hacer los pagos para poder resurtir su negocio, sin embargo añade que la actuación del Fiscal mencionado al querer devolvérselos les da a entender que quiere una “mochada” a lo que no están dispuestos a acceder, puesto que ya fueron víctimas de una estafa al comprar un vehículo robado y ahora pretenden extorsionarlos las propias autoridades.

Comments

comments