Taxistas, mal y de malas

Compartir en:

TIHUATLÁN.- Concesionarios de placas de taxis y los mismos ruleteros siguen en crisis porque al margen de los gasolinazos, las tarifas siguen inamovibles, y tienen que respetar la capacidad de cuatro pasajeros.

Lo único que salva a los dueños de las unidades es que ahora pueden cambiarlas cada ocho años, por lo que ya existe una opción para comenzar a ver las primeras ganancias de esa concesión.

Procopio Sánchez Fernández, dirigente de la Federación Revolucionaria de Organizaciones Sindicales del Estado de Veracruz, dijo al respecto, que si ellos aumentan el pasaje a su libre albedrío, sería contraproducente, ya que de por sí los pasajeros prefieren otro medio de transporte aunque más tardado, por lo que solo les queda aguantar la crisis, que ya tardó varios meses.

error: Content is protected !!