Tampa Bay, sin margen de error

Compartir en:

Hoston.- Para los Tampa Bay Rays, se acabó el colchón, el margen de error.

En una Serie Divisional corta, a un máximo de cinco partidos, los Rays están a una derrota de ser eliminados por los Houston Astros, que en los primeros dos juegos en su casa han lucido muy superiores.

El pitcheo de Houston ha destrozado por completo a los bateadores de los Rays, que han visto como sus carabineros enemigos descargan su ofensiva cuando se requiere.

En los primeros dos partidos de la serie, los abridores de Astros Justin Verlander y Gerrit Cole se combinaron para lanzar 14 entradas y dos tercios sin permitir carrera y sólo un jugador de los Rays les pisó segunda base.

Verlander lanzó pelota de un imparable en sus siete entradas y Cole sólo aceptó tres hits después de siete innings y dos tercios, en los que recetó 15 ponches.

“Ver la manera en que Gerrit salió y dominó tampoco es que haya sido sorpresa para nadie aquí porque conocemos su preparación y la manera en que trabaja“, afirmó el tercera base de los Astros, Alex Bregman. “Nos encanta jugar atrás de él. Tiene los mejores lanzamientos en el béisbol. Es un bulldog en la loma. Está más preparado que nadie“.

El manager de los Tampa Bay Rays, Kevin Cash, reconoció al final de ambos juegos la calidad de sus abridores oponentes.

“Justin nos ‘verlandeó’“, dijo después del partido del Juego 1, el viernes pasado en Houston.

“Así de bueno es Cole. No me sorprende ver lo que hizo con nuestros bateadores“, expresó el sábado, después del segundo juego de la serie.

Quizá la mayor motivación para los Rays a partir de este lunes, cuando se dispute el Juego 3 en su estadio, sea el noveno episodio del sábado, cuando atacaron al cerrador de los Astros, Roberto Osuna, a quien pusieron contra la pared, anotaron su única carrera del encuentro, antes de obligarlo a ser relevado por Will Harris, quien entró con la casa llena.

La mala noticia es que Harris también los dominó a placer y colgó el cero que faltaba para terminar el partido.

“Will hizo un gran trabajo“, reconoció el manager de los Rays. “Llegó fuerte y con una gran colocación. No pudimos aprovechar el momento“.

Cash negó que sus Rays hayan fallado en el Minute Maid Park de Houston; dijo que simplemente perdieron contra un equipo que jugó mejor en todos aspectos.

“Nuestros muchachos jugaron con todo“, señaló. “Sólo que nuestros bateadores fueron superados por su pitcheo“.

“Ahora tenemos que regresar a Tampa Bay para ganar“, agregó. “Tenemos que encontrar la manera de conectar y batear mejor. De otra manera, esto se acabó“.

El lunes se jugará el tercero de la serie en Tampa Bay, en donde Zack Greinke (8-5, 2.93) será el abridor contra el ex Astro Charlie Morton (16-6, 3.05).

“Por hoy sólo tenemos que ir a dormir y descansar“, dijo el manager. “Vamos a subir en el avión y regresaremos a casa. Estos muchachos hacen buen trabajo controlando la situación. No creo que en realidad haya un buen mensaje. Ellos saben lo que se juegan. Han jugado muy bien toda la temporada“.

“Vamos a tener que hacer algunas cosas a nuestro favor de aquí en adelante“, agregó. “Sé que somos capaces de jugar un buen partido el lunes y veremos a dónde nos lleva eso“.

 

Crédito: espn.com.mx

Por Carlos A. Nava

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

Compartir en:
error: Content is protected !!