Tabletas y móviles; peligro para la niñez

Compartir en:

Cada día es más común ver niños desactivados delante de una tableta o un móvil y, también, padres y madres preocupados por el efecto que esto pueda tener en el desarrollo de los más pequeños. A medida que avanza la investigación en este campo, más claro parece que la utilización de pantallas interactivas perjudica al sueño de los menores. Ahora, por primera vez, se ha publicado un trabajo que analiza cómo afecta a un grupo especialmente delicado, los menores de tres años, y que concluye que influye negativamente en su forma de dormir.

Los investigadores de la Universidad de Londres encontraron una correlación muy clara entre el uso de pantallas interactivas por parte de chiquillos de entre seis meses y tres años y una reducción en el tiempo que pasan durmiendo. En concreto, por cada hora diaria que pasaban con la tableta, reducían 26 minutos su sueño nocturno. En total, reducían un cuarto de hora el tiempo diario dedicado a dormir, porque al usar las pantallas aumentaban también en 10 minutos el tiempo dedicado a las siestas diurnas. Probablemente, suponen los investigadores, porque su organismo trata de compensar a lo largo del día el sueño perdido por la noche.

Además, los pequeños también tardan más tiempo en coger el sueño a medida que aumenta su uso de estas tecnologías, según este estudio publicado en Scientific Reports. El uso de la televisión, otro de los aparatos que padres y madres usan como canguro, solo reduce el tiempo de las siestas diurnas y no afectaba al sueño nocturno. «Debido a un posible impacto negativo, se ha aconsejado limitar la exposición a aparatos táctiles durante la infancia, pero estos consejos no estaban basados en evidencia científica. Este estudio es el primero en aportar dicha evidencia», afirma Tim Smith, principal autor de esta investigación que se sirvió de datos de 715 familias del Reino Unido.

Con información de El País

error: Content is protected !!