Star Wars: Los últimos Jedi; la guerra con grandes metas | La Opinión de Poza Rica

Star Wars: Los últimos Jedi; la guerra con grandes metas

Ayer, la ciudad de Los Ángeles fue el escenario para el estreno del octavo episodio de La Guerra de las Galaxias. Se espera represente uno de los mayores estrenos de la historia del cine en Estados Unidos.

Ya no hay más promociones, ni paseos para los medios: el octavo episodio de Guerra de las Galaxias se estrenó ayer sábado en el mundo, con una verdadera batalla por delante… la de la taquilla.

Más caliente que una de las sopas de Yoda, se espera que la película registre uno de los mayores ingresos de la historia en Estados Unidos después de un año de una incesante campaña publicitaria.

Una galaxia de estrellas y suertudos fanáticos se reunió en el centro de Los Ángeles,  quienes fueron los primeros en el mundo en ver el octavo episodio de la saga espacial fuera de la producción.

Y todos los ojos estarán puestos en sus reacciones por redes sociales, aunque el estudio Lucasfilm puso un embargo en la crítica detallada hasta las 17 horas del martes.

Los seguidores tendrán que ser pacientes antes de devorar en Twitter las reacciones sobre Los últimos Jedi, que además es la película más larga de Guerra de las Galaxias: 153 minutos, 10 más que el muy criticado El ataque de los clones, de la segunda trilogía.

La premier se realizó seis días antes del estreno general en cines de Estados Unidos, esperando que sea el más exitoso en todo el mundo desde que en 2015 se estrenó El despertar de la fuerza.

Los expertos pronosticaron un estreno doméstico de 220 millones, que rebasaría a Jurassic World (2015) para tomar el segundo lugar detrás de su hermana El despertar (USD 248 millones).

El elenco se reunió en Los Ángeles con el director Rian Johnson el pasado domingo para hacer ruido sobre esta cinta, que ve el regreso de personajes introducidos en la primera entrega de J.J. Abrams de la más reciente trilogía.

Gwendoline Christie, que interpreta a la comandante de stormtroopers capitán Phasma, puso la relevancia de Star Wars en su base fundacional del bien contra el mal.

“Creo que es porque el mundo en que vivimos está cambiando y evolucionando a un lugar que mantiene la simplicidad de esos elementos”, indicó.

“Pero resuena con lo que pasa cuando sigues tus propias tendencias humanas, oscuras, narcisistas, adonde te lleva eso”.

Christie estaba acompañada en el evento por Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Oscar Isaac, Andy Serkis, Domnhall Gleeson y el propio Luke Skywalker, Mark Hamill. Todos estos actores aparecieron en el episodio VII.

Había también caras nuevas: Kelly Marie Tran, interpretando la trabajadora de mantenimiento de la Resistencia Rose Tico; y Laura Dern, quien interpreta a la vicealmirante Amilyn Holdo.

Los últimos Jedi, filmada en la costa oeste de Irlanda y los estudios Pinewood en Londres, marca además la última aparición de Carrie Fisher, quien murió en diciembre pasado cuando ya había terminado de filmar todas las escenas.

no de los tráileres abría la posibilidad a que Fisher -la general Leia Organa- moría a manos de su hijo Kylo Ren.

Escrita por Johnson, Los últimos Jedi arranca exactamente donde El despertar de la fuerza paró, con Rey (Ridley) buscando a Luke para que la entrene en el uso de la fuerza.

Es de esperar que la Resistencia esté pasando por momentos adversos, llevando a comparaciones con el segundo episodio de la trilogía original El imperio contraataca.

Como Fisher y Hamill, el personaje Han Solo,  de Harrison Ford, fue un amado personaje que no estará en esta entrega pues murió en el capítulo anterior.

“No ha habido una película de Star Wars que haya explorado la guerra de la forma que lo hizo Los últimos Jedi”, dijo Boyega. “La categorización del bien y el mal está toda mezclada.

“Es una situación funesta, la Resistencia está en sus últimas”, añadió Isaac.

“Cuando estás tratando de sobrevivir, la Primera Orden está encima nuestro. Es como la guerra, que tienes que seguirte moviendo para sobrevivir. Sientes todo lo que pasó en El despertar de la fuerza yendo a un momento más crítico”.

EXCELSIOR

 

Comments

comments