Sin cosecha en Álamo por mala aplicación de plaguicida

Álamo, Ver.- Contra la opinión de los productores cuya fruta resultó “borrada” tras la fumigación realizada en contra el vector del HLB, este martes las autoridades fitosanitarias rechazaron tener responsabilidad en el problema y señalaron que la causa fue el mal uso que hizo la gente del campo del plaguicida del que se les dotó para combatir a la diaphorina citri.

La coordinadora de campañas fitosanitarias del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Cristina Esmeralda Pimentel González, puntualizó que la responsabilidad directa es de los productores por haber realizado una mala dosificación del producto.

“Se hizo toma de muestras para evaluación de material vegetal y de frutos y se envió a los laboratorios aprobados de Martínez de la Torre para dictaminar las causas. El producto no es la causa porque tiene registro de Cofepris y está autorizado para su uso…por eso el SENASICA no tiene responsabilidad”, enfatizó.

Por su lado, los citricultores inconformes, la mayoría del ejido Cerro Dulce, impugnaron la versión de las autoridades fitosanitarias y aseguraron que la causa de su fruta manchada fue el plaguicida que les dieron, y no los ácaros o arañas rojas, como también asegura el SENASICA.

Refutaron que ellos hayan aplicado erróneamente el producto, pues únicamente siguieron las instrucciones que les dieron los técnicos de la Junta Local de Sanidad Vegetal.

Sobre esta polémica, el presidente del organismo fitosanitario, Ricardo Hernández Campos, anotó: “Los de Cerro Dulce ya fueron notificados por México del resultado del estudio que se hizo para determinar el borrado de la fruta…ellos ya lo tienen y también la JLSV para que así podamos, con hechos documentados, asegurar que el producto nada tuvo que ver, fueron otras condiciones.”

Comments

comments