Se quejan familias en la 27 de septiembre, por la fuga de crudo que afecta al arroyo

Vecinos de la Colonia 27 de Septiembre se encuentran inconformes por los escurrimientos derivados de una chapopotera que se encuentra en el arroyo con el mismo nombre; manifiestan temor por los daños que en un futuro pueda representarles la presencia de manchas de hidrocarburo en este afluente.

Del mismo modo, señalaron que han pasado varios años, sin que hasta la fecha Petróleos Mexicanos o autoridades, brinden una solución contundente a esta problemática, que va empeorando conforme el paso del tiempo y sólo les explican que es un escurrimiento natural, pero no hacen nada para mitigarlo.

Advierten que en esta temporada de lluvias, el chapo avanza por todo el afluente y el arroyo manchando plantas y provocando un fuerte hedor a hidrocarburo, lo que incluso les provoca mareos o dolor de cabeza a algunos de los vecinos o comerciantes de la zona.

También, advierten que el crudo si no se contiene desde la chapopotera, terminará en el Río Cazones, donde desemboca este arroyo, lo que provocará daños a largo plazo en el medio ambiente, o en animales que beban de estos afluentes.

Los vecinos demandan la intervención de las autoridades para atender esta problemática, pues autoridades solo se “echan la bolita” unos a otros, pero nadie pone fin a este conflicto.

Por Lorena Andrade Camacho

Comments

comments