Revelan que ‘El Mini Lic’ se entregó en EU por ‘miedo a que lo mataran’

Muy probablemente a Nahúm Abraham Sicairos lo apodaron ‘El Quinceañero’ sin motivos ocultos o por algún error bochornoso de adolescencia, como es común en México.

Ahora se sabe que su apodo fue impuesto porque a esta edad empezó a traficar para el Cártel de Sinaloa, entonces el más poderoso del país, y años más tarde se convertiría en el gatillero de una de las organizaciones delictivas que aterrorizaron México durante tres décadas.

Pero a la par con Nahúm Abraham, otro joven llamado Dámaso López Serrano —que fue bautizado por el mismísimo Joaquín “El Chapo” Guzmán— era preparado desde jovencito, para reinar el imperio criminal que había erigido su padrino.

Dámaso López Serrano (el ‘Mini Lic’) era hijo de Dámaso López (El Licenciado’), un excelador de una prisión de máxima seguridad en México donde estuvo recluido ‘El Chapo’ y lo ayudó a escapar de ahí —el penal de Puente Grande en Jalisco—, muchos años antes.

La noche de este lunes el Departamento de Justicia de Estados Unidosdesclasificó el historial criminal de estos dos narcotraficantes (‘El Quinceañero’ y el ‘Mini Lic’) de apenas 29 años, y que a los 17 traficaron a EU su primer cargamento de droga.

Por eso Dámaso López Serrano el ‘Mini Lic’ tenía muchos corridos; apenas aproximaciones de su vida criminal: A mi padrino respeto. A mi me gusta la fiesta. Las calles arden, yo estoy alerta. Y lo prometido es deuda viejón.

Pero solo eso, aproximaciones, porque desde el año 2005 la Fiscalía Federal del Distrito Sur de California detectó que estos dos jóvenes traficaron metanfetamina, heroína y cocaína. Así que su fortuna es mucho mayor de lo que los corridos y las autoridades mexicanas estimaron.

Unos años después en el 2011, las autoridades comenzaron a rastrear sus actividades criminales de cerca cuando descubrieron una pequeña bodega en National City, Chula Vista al sur de California y a sólo 15 minutos de la frontera con México.

En esa bodega fueron descubiertos 1,397 kilogramos de metanfetamina; 2,214 kilos de cocaína; 17.2 toneladas de mariguana; 95.84 kilos de heroína. Unos 27 millones de dólares en narcóticos, por los que ahora serán juzgados los sinaloenses.

Según la Fiscalía Federal del Distrito Sur de California, Dámaso López “se rindió” ante las autoridades de ese país el pasado 27 de julio en la garita internacional en Calexico Oeste, frontera con Mexicali, Baja California.

Versiones extra oficiales apuntan a que después de la captura de su padre y la extradición de su padrino a una cárcel en Nueva York, Dámaso López Serrano inició una pugna al interior del Cártel de Sinaloa contra los hijos de ‘El Chapo’ por el control de las rutas para el trasiego de drogas.

Dámaso López tuvo miedo de ser asesinado en México y por eso se entregó a las autoridades de Estados Unidos.

Coincidentemente cinco días después, las autoridades mexicanas detuvieron a Nahúm Abraham Sicairos, en el Estado de México. Ahora las autoridades piden que sea extraditado para juzgarlo con Dámaso López Serrano.

El día de ayer el joven narcotraficante se declaró inocente de todos los cargos y se presentará ante las autoridades nuevamente en el mes de noviembre. Mientras tanto se encuentra recluido en el centro correccional Metropolitan Center en la ciudad de San Diego.

 

EXCELSIOR

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña