Repudian artistas a “Cuco” Ledezma

Pero las andanzas de Refugio Hernández Ledezma, no pararon ahí; Casa de Cultura tenía ingresos por el estacionamiento, de vehículos de Pemex y algunos particulares, el cual carecía de limpieza y mantenimiento, pero nadie sabe qué pasó con esos ingresos, tampoco se sabe dónde quedó un pulpo de serigrafía que estaba en uno de los salones, el cual desapareció poco después de que este personaje se hiciera cargo de la dirección.

Los propios artistas aseguran que varios cuadros que formaban parte del patrimonio de Casa de Cultura, desaparecieron e incluso, una pantalla de más de 60 pulgadas que el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) donó a finales de 2016 a Casa de Cultura, desapareció, el aparato estuvo exhibido en la cafetería de la institución solo unas semanas, algunos empleados aseguran que la enorme pantalla está adornando la sala de la vivienda de “Cuco”.

Su desmedida ambición lo llevó a desmantelar el equipo para radio en Internet que el IVEC había donado a Casa de Cultura; su justificación fue que necesitaba la computadora para su oficina, pero el material restante tampoco fue encontrado por los nuevos funcionarios, quienes han documentado todas estas irregularidades.

Por si esto fuera poco, hay que hacer notar que la cafetería de Casa de Cultura fue administrada por la señora madre de del buen Cuco y de los ingresos que generó, nadie ha informado nada, basta recordar que frente al inmueble se ubican instalaciones de Petróleos Mexicanos.

Mientras tanto, Casa de Cultura sólo es un pálido reflejo de su otrora brillo, el exfuncionairo municipal dejó el estacionamiento es un auténtico muladar, los sanitarios estaban impresentables y las instalaciones en general se mostraban abandonadas y la vendimia se volvió cosa común en su interior, pero “Cuco” piensa que los pozarricenses no lo recuerdan y busca volver a medrar con los recursos públicos.

Comments

comments