Regidor e hijo imponen su voluntad en Naranjos

NARANJOS, Ver.- En una situación política inédita en el municipio, el alcalde Víctor Román Jiménez Rodríguez “Chapala” ha sido rebasado en sus funciones no solamente por el director de Obras Públicas, Juan Arturo Meza Guerrero, quien ejerce el poder tras el trono, sino que también imponen su voluntad el regidor primero y su hijo.

Ediles que no comulgan con la política del jefe de la comuna local apuntaron que “Chapala” se ha dejado influenciar de manera visible por el regidor Crisóforo García Constantino, quien desde la comisión de Obras Públicas controla en buena medida la aplicación de recursos en este rubro, pero, además, impuso a su hijo Uri García en la nómina con un jugoso salario.

El junior hace las funciones de chofer del presidente municipal, a quien no solamente lo lleva de un lugar a otro, sino que veladamente y en su círculo íntimo se jacta de decir que también lo maneja como a un títere.

El hijo del regidor primero se ha “endiosado, es prepotente, altanero” y “se cree dueño del ayuntamiento, se mete en todos los asuntos que tienen que ver con el cabildo y otras áreas, hasta en el DIF manda, y pretende darnos órdenes, todo por ser únicamente el chofer del alcalde”, expuso uno de los ediles.

Asimismo, señalan que, por si la contratación de Uri García no fuera ya de por sí una irregularidad, pues es un caso de nepotismo, también dispone de recursos públicos a su antojo, ya que utiliza los vehículos del ayuntamiento para uso personal, siempre escudado en que es el chofer del alcalde.

“Se mete en todo, opina en áreas que no le corresponden para nada, pretende usurpar funciones, se siente como si fuera el regidor séptimo” y todo solapado por “Chapala”, al que “ya le agarraron la medida”, añadieron los detractores, quienes advirtieron que documentarán todas las irregularidades para proceder conforme corresponda en su momento.

Comments

comments