Rastrean productos cárnicos con Clembuterol en Tuxpan

Compartir en:

Tuxpan, Ver.- Para evitar que se comercialicen cárnicos contaminados con sustancias químicas como el Clembuterol, la revisión en el rastro municipal se lleva a cabo de manera estricta, lo que incluye exámenes clínicos al personal, aseveró el director del centro de matanza, Alejandro Alarcón González.

Indicó que los exámenes de control son una exigencia de la Secretaría de Salud, mientras que la revisión a los productos cárnicos es en cumplimiento a las normas de higiene que ordena la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Se trata de exámenes clínicos y de sangre principalmente para constatar que los empleados del rastro estén libres de enfermedades, sobre todo los que manejan los cárnicos. Son estudios que se realizan cada año, en este caso a más de 30 trabajadores que laboran en los dos turnos en el manejo de porcinos y bovinos”, detalló.

Alarcón aseveró que hasta el momento todo el personal ha cumplido con dichas pruebas de salud y no habido necesidad de retirar a alguno de sus labores de manera temporal o permanente.

Asimismo, señaló que el rastro cuenta con dos médicos veterinarios que diariamente certifican la calidad de la carne que sale al mercado.

Indicó que se tiene especial cuidado en el tema del Clembuterol, un medicamento anabolizante que se utiliza para aumentar el peso del ganado y cuyos residuos se detectan en los hígados, y cuyo uso está prohibido.

“Cuando llega un animal al rastro se realiza un examen físico en vivo y desde allí puede detectarse algún indicio o características que traen los animales con Clembuterol. Si esto llega a suceder se realizan pruebas rápidas con un kit, aunque esto no es 100% determinante, pero da un indicio y por obligación se sigue el procedimiento de checar vísceras y órganos, y la obligación es darlo a conocer a la Secretaría de Salud para que se encargue de hacer un examen más estricto para arrojar resultados definitivos”, explicó.

Sin embargo, apuntó que prácticamente no se encuentran reses con estas condiciones, ya que los productores saben que se realizan este tipo de inspecciones y han evitado el uso de químicos para la engorda de ganado.