¿Qué paso con el deshuesadero?

Compartir en:

Por CLEMENTE HERNÁNDEZ REYES

A casi un mes de que la Policía Federal descubriera una casa donde se desmantelaban autos robados -principalmente taxis-, las autoridades siguen sin fincar responsabilidades a pesar de que hay suficientes evidencias.

Tal y como lo publicó La Opinión en su edición del 2 de julio del presente año, piezas automotrices de al menos tres taxis fueron halladas en el interior de una casa en construcción que apenas y estaba cubierta con unas láminas de zinc.

El lugar se ubica en la calle Benito Juárez del ejido San Miguel Mecatepec de Tihuatlán.

Todo quedó al descubierto luego de que un grupo de delincuentes se robaran con lujo de violencia el taxi 3639 de Poza Rica; tanto el chofer como el dueño del carro denunciaron los hechos y fue así como lograron ubicar el auto que pudo ser rastreado vía satélite.

Tras dar con el lugar, la Policía dio parte a la fiscalía de Tihuatlán, cuya titular, Virginia Carrera Cumplido -por cierto- se tardó más de 11 días en conseguir que el juez diera la orden de cateo. Posteriormente, la fiscal de la subunidad arribó al lugar y pese a todos los indicios hallados en el inmueble, hasta el momento no hay ninguna orden de aprehensión y, por ende, ni un solo detenido.

Además, fue evidente la demora de la fiscal de Tihuatlán para realizar el cateo, pese a que el artículo 283 del Código Nacional de Procedimiento Penales en su antepenúltimo párrafo dice que debe ser en un máximo de seis horas después de que se haya solicitado.

Además, tanto la Policía Regional con sede en Tuxpan a cargo de René Iván García Sampayo, como en la comandancia de Tihuatlán, se negaron a dar detalles y aseguran que en el lugar «no hubo nada». ¿Será cierto?.

Aseguran las autoridades desconocer de quién es el inmueble, pero es evidente que ni siquiera se han preocupado por investigar para fincar responsabilidades, o más bien no quieren hacerlo.

Trascendió que en ese lugar se encontraron al menos tres automotores, cuyos números de serie habían sido alterados, así como decenas de piezas de autos robados, por lo que es vergonzoso que la Policía diga que «no hubo nada».

error: Content is protected !!