Qué es el tejuino y cuáles son sus propiedades curativas

Compartir en:

CDMX. – Así como el tequila, el tejuino es una de las bebidas emblemáticas de Guadalajara, se elabora de forma artesanal y su base es el maíz; según vestigios encontrados en zonas arqueológicas de Jalisco, ya existía desde hace aproximadamente siete mil años.

También llamado tecuino o tesguino, este trago puede ser preparado de dos formas: la primera, es con una masa de maíz fermentada a la que se le agrega piloncillo y agua para después servirla con sal y limón; y la segunda, la elaboración es la más popular, hecha con base de atole fermentado y al igual que la primera opción, se puede agregar sal y limón.

Expertos en la lengua, afirman que la palabra tejuino es de origen náhuatl. Los antiguos mexicanos llamaban a la palabra maíz teocinte, término que significa “alimentos de los dioses”, por lo que el tejuno es considerada la “bebida de los dioses”.

Durante su proceso de fermentación se desprenden bacterias patógenas y benéficas así como ácidos láctico, málic, acético y también bajas cantidades de etanol, por eso se considerada una bebida alcohólica.

Este líquido milenario ha sido tema de estudio, el Automation and Robotics Intestinal System realizó pruebas en un simulador del tracto digestivo desarrollado por el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, A.C. (CIATEJ), los resultados demostraron que las bacterias ácido lácticas desplazaron en corto plazo a las bacterias patógenas en las secciones del colon. Este efecto se potencia aún más con la adicción de sal y limón al tejunio, convirtiendo a la bebida en un potente probiótico natural.

Ahora que ya conoces un poco de su origen y sus beneficios, te invitamos a consumirlo y que lo prepares en casa.

INGREDIENTES
1 kilo de masa de maíz
1 kilo de piloncillo
3 litros de Agua
2 limones
Sal al gusto
Hielo

MODO DE PREPARACIÓN
Hierve el agua y agrega el piloncillo hasta que este quede diluido.
Agrega la masa a la mezcla de piloncillo con agua.
Enfría, deja que la masa espese y agrega el jugo del limón.
El periodo de fermentación para obtener esta bebida es de 24 a 48 horas, por lo que debes dejarla reposar por tres.
Sirve con hielo, limón y sal, para darle un mejor toque puedes agregar una bolita de nieve de limón y a disfrutar del sabor tapatío.

error: Content is protected !!