Prodigio: suda el Cristo Redentor

¡Comparte esta nota!

Tihuatlán, Ver.- A casi 14 años de haber sido construida, la escultura del Cristo Redentor, ubicada en uno de los cerros más altos que rodean la villa de Tihuatlán, no es solamente una mole gigante de concreto, sino que representa una sitio sagrado para muchos, señala, José Isabel Rosado Castro, custodio de este lugar.

Explicó que el monumento, de 31.5 metros de altura, es, además de un atractivo para los turistas, una imagen a la que atribuyen prodigios, pues “suda y las gotas son recolectadas en recipientes, ya que los católicos tienen fe de que son milagrosas”, agregó.

Mencionó que cientos de personas llegan en estos días de Semana Santa a visitar la colosal estatua, donde elevan plegarias para agradecer dones o para pedir por casos difíciles.

“Yo tengo fe en que se va a quitar esta pandemia”, interviene de manera espontánea la señora Rosa María Leyva Granados, quien con un grupo de familiares llegó desde León, Guanajuato, para visitar al Cristo Redentor.

Así como ella, añade José Isabel Rosado, muchos más tienen fe en el “sudor” que emana de la imagen de concreto, construida en un cerro de 114 metros de altura. El coloso, de brazos extendidos, tiene un peso estimado de 750 toneladas y mira hacia el caserío de la villa tihuateca.

Pero además de ser un ícono, la imagen es también motivo de fe, insistió el custodio, tras mencionar que muchas personas se llevan en pequeñas botellas un poco del agua que escurre desde la cabeza a los pies del Cristo Redentor, cayendo por el interior hacia una reducida capilla acondicionada justo en la parte interna de la base.

“Por eso para muchos es un lugar sagrado, donde también se encuentra una imagen gigante de la Virgen de Guadalupe y de San Juan Diego”, agrega Rosado Castro.

“Yo creo que para ellos esta agua ha funcionado. El Cristo Redentor va a cumplir 14 años el 3 de noviembre, porque fue terminada en el 2007, y no ha dejado de sudar. Y la gente viene por el agua y nosotros estamos para dársela; se les obsequia, pero ellos dejan algún donativo para las veladoras de la capilla

“Siempre ha habido agua, nunca ha dejado de caer gota por gota; se acumula en cubetas. Yo soy el primero en tener fe, porque estaba enfermo de las piernas y el agua me alivió desde hace casi 14 años”, concluyó José Isabel.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!


¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107