Previenen paludismo con acciones directas en Xicotepec de Juárez | La Opinión de Poza Rica

Previenen paludismo con acciones directas en Xicotepec de Juárez

Con la finalidad de eliminar toda posibilidad de que haya un brote de paludismo, autoridades municipales, en coordinación con la Secretaría de Salud Nacional y la Secretaría de Salud de Puebla, pondrán en marcha un programa para prevenir la presencia del mosco Anopheles (Anófeles), transmisor del paludismo o malaria.

El programa, según la fuente del municipio, implementará acciones con apoyo del personal de Vectores para enumerar viviendas, cuyo personal estará debidamente identificado con uniforme oficial y credenciales; habrá limpieza de arroyos, lagunas, manantiales y presas que son principales criaderos potenciales de mosco.

De acuerdo con el boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal, en el estado de Puebla, existen zonas endémicas, es decir, zonas susceptibles de presencia de este mosco, que son Villa Ávila Camacho (La Ceiba), Izucar de Matamoros, Atencingo y Chiautla de Tapia, por ser de tipo subtropical, indicó el doctor Ángel Cortés León, epidemiólogo del Hospital General de Zona N. 20 del IMSS en Puebla.

Otros estados endémicos son Chiapas, Chihuahua, Nayarit, Sinaloa y Tabasco, según el boletín epidemiológico.

El paludismo o malaria es la primera causa de muerte por parásitos en el mundo, pero en el último decenio, la tasa de mortalidad por esta enfermedad ha disminuido en más de un 25 por ciento, y 50 de los 99 países con transmisión continua, están en el buen camino para alcanzar la meta fijada por la Asamblea de la Salud, consistente en reducir la tasa de incidencia en más de un 75 por ciento.

El documento revela que el mosquito sobrevive a altitudes entre 250 a 500 metros sobre el nivel del mar, y el criadero de este mosquito se reproduce rápidamente en las orillas de los charcos.

El epidemiólogo indicó que la enfermedad tiene una incubación de 7 a 14 días posteriores a la picadura del mosco, provocando escalofríos, fiebre, cefalea, dolores musculares, náuseas, falta de apetito, vómito y hasta diarrea.

En cualquier caso, es importante acudir cuanto antes a la clínica más cercana para iniciar el estudio correspondiente y, en caso de resultar positivo, iniciar el tratamiento adecuado.

Comments

comments