Poza Rica, una mirada atrás

¡Comparte esta nota!

Aquellos petroleros de Poza Rica de 1959

“El orden al bate más explosivo que existió”

Por José Luis Rodríguez Badillo

En Poza Rica desde el año de 1933 se contó con una superficie para practicar el juego llamado “El Rey de los Deportes”, ¡el béisbol!, los primeros equipos se formaron con trabajadores de la compañía El Águila, que se dedicó a la tarea de la perforación de pozos petroleros en este lugar, junto al área industrial existió un llano llamado Las Palmeras, al tener el perímetro este tipo de cocoteros, lugar donde también se celebraron actos cívicos. 

Con el paso de los años y después de la expropiación petrolera, la empresa mexicana tomó control del campo y se consintió la práctica del beisbol; pero cuando llegó el año de 1946 y tomó la administración de Petróleos Mexicanos el Ing. Jaime J. Merino este deporte dio un giro favorable para los beisbolistas, este personaje aficionado del beisbol, deporte que practicó con gran calidad desde su paso por la universidad en la Unión Americana, delegó a su amigo Raúl Gibb Quintero la formación del equipo que representaría a Poza Rica, para juegos amistosos con otros equipos representativos de distritos petroleros y después en las ligas regionales. 

Mientras bajo su investidura, el Ing. Merino instruía a sus colaboradores para que se construyeran las gradas centrales de parque de beisbol, se trazara, nivelara y conformara el campo, después sembraron el césped, poco a poco se escaló un campo de muy buena calidad, digno para el equipo local, los Petroleros de Poza Rica, en cuyo uniforme deslumbraba el nombre de “Pemex Secc. 30” cuando incrustó en las Ligas: “Metropolitana, Invernal Veracruzana y del Golfo”, que motivó la instalación del alumbrado al parque de beisbol y a partir de entonces fue un equipo de grandes jugadores que juntos hicieron un camino largo, una novena que estaba sellada para ser grande.

Los Petroleros de Poza Rica.

Desde los albores del campo petrolero, a mucha gente le tocó vivir y disfrutar muchos momentos por demás gratos y significativos, ser campeones de las ligas: Veracruzana, Del Golfo y Petrolera. Sobre la grama del Parque Merino pasaron vistiendo la franela petrolera jugadores de la talla de Don Raúl Gibb Quintero, José “Pepe” Bache, Genaro Morgado, Ing. Jaime J. Merino, Manuel Serrallonga, Enrique Álvarez, Edmundo Cortés, Rosendo “El Coco Liso” López, Gregorio Yáñez, Beto Ávila, Jesús Cochihuila Valenzuela, Guillermo “Memo” López, Pancho Torrijos, Jesús “El Pompa” Olvera, Eduardo “El Indio” Beltrán, los pitchers “El Zurdo” Arcarás y el gran Gorgonio “El Payaso” García, entre una inmensidad de astros que llegaron a jugar en este potente equipo, bajo el patrocinio del Ing. Jaime J. Merino, benefactor de este deporte en Poza Rica.

Las expectativas del Ing. Merino nunca tuvieron techo, siempre fueron altas, así respondió a esta noble y conocedora afición que siempre atestaba las gradas del “Parque Merino”, la nómina del equipo se fortaleció y reclutó a jugadores de talla internacional cuando en 1958 ingresó a la Liga Mexicana de Béisbol doble AA, el parque ya tenía capacidad para cinco mil seguidores al edificarse el segundo piso que se instaló por la banda de Primera base; en aquella ocasión el Ing. Merino había reforzado el equipo con Jugadores de primer nivel, algunos llegaron de las grandes Ligas, entre ellos el extraordinario David García Ruiz.

La pelota caliente atrajo al Parque Merino a numerosas luminarias del beisbol tanto nacional como extranjeras: Pedro “El Mago” Septién famoso cronista en nuestro país por su vasto conocimiento de este deporte, un día desde el palco entrevistó al Ing. Merino en una serie de Invierno y desde allí narró esta, de igual forma al famoso cronista local de la XEPR Cutberto Fernández Méndez,  Rubén “La Tripa” Macías “La Voz” del Parque singular dando el orden al bate de los equipos en contienda, Iberio Muñiz el inolvidable “Balanza”, el colocador de los números en la pizarra, el güero Manuel González Hernández “Pirrín”.

Petroleros de Poza Rica, campeones de la Liga Mexicana en 1959.

En la temporada 1959, el escenario fue de nuevo el Parque Jaime J. Merino, el equipo lució más potente que nunca, en esa temporada, surgió la magia de los inmensos sluggers: Elías Osorio, Aldo Salvent, Lotario Rodríguez, Asdrúbal Baró, un orden al bate quemante que tuvo dinamita pura con la majahua, veneno puro para los pitchers oponentes. Desde el arranque de la campaña tomó veloz la punta y no la soltó pese al asedio de los dos equipos capitalinos, que no le daban tregua, el equipo se convirtió en imán de taquilla, a la plaza que fue, esta siempre reportó llenos absolutos, y qué decir del Parque Merino de la colonia Obrera, donde los famosos abonos se cotizaron como nunca.  

Los Petroleros de Poza Rica en esa temporada lucieron un orden al bate muy explosivo, el Parque Merino se distinguió por tener las bardas muy cercanas, y los potentes bateadores se daban un banquete enviando pelotas detrás de las bardas, más allá de los 333 pies que tenían de distancia al home. Pero sí tuvo potencia al bate, en el pitcheo la eficiencia de los dos zurdos veteranos Roberto Vargas y el formidable Guayubín Olivo le dieron una defensa única que quemó la pólvora de quien se parara en el home.

Cuando la temporada fenecía la distancia al banderín se achicaba cada día, la fecha mágica fue un sábado, el veintidós de agosto cuando los pozarricenses estaban a un paso de la corona, en aquella serie de playoff, el escenario fue el añejo Parque del Seguro Social ya desaparecido de la Ciudad de México, el adversario, los Diablos Rojos dirigido por Memo Garibay el experimentado manager de uno de los cuatro equipos que ocuparan los primeros lugares.

Memo Garibay había formado un trabuco con jugadores de la talla de Charo Mayer como short stop y al Natas García en la segunda almohadilla, pero el verdadero pánico lo representaban los toleteros: Marvin Williams, Alonso Perry, Pajarito Guerrero y Felipe Montemayor, el debutante en la liga mexicana, Al Pinskton, que venían enrachados al remontar varias posiciones para llegar a la serie final, y venían por todo, el ánimo y la armonía la tenían por los cielos.
Los Petroleros de Poza Rica veían las cosas diferentes, en las gradas estaba el Ing. Merino, quien les ofreció un buen estímulo si ganaban este juego, pues aún faltaban dos más y también tenían un cuadro de lujo: en la primera base nada menos que a Elías Osorio, en la segunda el guante de oro Pepe Bache, quien no dejaba pasar ni el aire, en las paradas cortas a David García, en la tercera base al venezolano Luis “El Camaleón” García, el cátcher fue el eficaz cubano Lotario Rodríguez, pero la Majahua pura estaba con Aldo Salvent, los cubanos Mario Ariosa y Asdrúbal Baró Hernández, quien nació en Mayarí, Cuba, poblado que inmortalizó Compay Segundo en su canción Chan Chan.

José Bache Escabecho, “Pepe Bache”.

Diómedes Antonio Olivo Maldonado, quien tuvo el seudónimo de “Guayubín” después de coronarse campeón con los petroleros de Poza Rica, emigró a los Estados Unidos, pitcher dominicano que jugó tres temporadas en las Grandes Ligas, entre 1960 y 1963, para los Piratas de Pittsburgh y los Cardenales de San Luis, en donde debutó a los 42 años, que junto con Roberto Vargas, otro enorme veteranos boricua de 36 años con quienes los petroleros apuntalaron la defensiva con mayor eficiencia y efectividad, y efectivos para la temporada.
En la parte alta de la quinta entrada Poza Rica anotó en dos ocasiones más para tomar una franca ventaja de tres a cero, cuando el Camaleón García abrió con un trepidante doblete, y después de dos puesto fuera, vino Pepe Bache con un sencillo que remolcó al pesado Camaleón con otra carrera; siguió al bate  Roberto Vargas que prendió nuevamente la bola por el left-center para un triple que impulsó al tuxpeño Pepe Bache.

En la parte baja de la misma entrada, fue cuando los Diablos Rojos hicieron su única carrera, producto de un hit de dos almohadillas Alberto Osorio seguido de dos elevados para sendos pisa y corre, que rápidamente tuvieron respuesta de los Petroleros con tres hits sencillos de Asdrúbal Baró, Elías Osorio y el gigante y extraordinario pelotero que fue el inmenso “Camaleón” García, que de esta manera abrieron la sexta entrada, recuperando la distancia de tres carreras.
El crecido Roberto Vargas siguió mojando la pólvora de los pingos y poniendo ceros en la pizarra, retirando en orden a cinco entradas de las nueve que constó el juego; al abrirse el novena inning, Poza Rica anotó la quinta y última carrera del encuentro, el Camaleón García pegó doblete y con dos elevados profundos, el segundo de Pepe Bache trajo la carrera que selló la victoria al sacar el out 27 Roberto Vargas que aguantó toda la ruta desde la lomita. Ponchando a siete escarlatas a cambio de solo tres bases por bola.
El pitcheo de Roberto Vargas apagó el bate de los Diablos, y solamente pudieron pegar de hit el Natas García, Chero Mayer, Pajarito Guerrero, Alberto Osorio, Al Pinkston y Alonso Perry quienes solamente callaron al concluir el duelo, al poco rato el Ing. Merino bajó al terreno de juego y felicitó a los jugadores y al manager, la gente en Poza Rica siguió el juego por el radio, y los seguidores festejaron esta victoria, y dos noches después repitieron la dosis, dando  a los petroleros el banderín de la Liga Mexicana de beisbol y su primer y único campeonato en su historia.

Los Petroleros fueron equipo de “Leyenda, Magia e historia” en el beisbol, tuvo una constelación de estrellas contratadas desde las mejores Ligas beisboleras por Petróleos Mexicanos, el Ing. Merino fue su gran promotor, astros que los volvieron invencible en el inmenso Parque Merino como Chuck Genovés, Al Grunwald, Cañitas, Otilio Cruz Moreno, Gustavo Fernández, Chuck Buheller, El famoso Pompa Olvera, Michel Gabes y el gran Memo López, que le dieron lustro a esta ciudad, y quienes previamente ganaron todo, con nostalgia se recuerdan los banderín de las Ligas Invernal Veracruzana, la Corona de la Liga Invernal contra Los Naranjeros de Hermosillo, Sonora, fue campeón de la Liga del Pacífico, hoy todo esto forma únicamente parte de las leyendas deportivas de Poza Rica.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es prueba-1024x51.png
Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107