POZA RICA UNA MIRADA ATRAS

¡Comparte esta nota!

Septuagésimo Aniversario como Municipio Libre

Por: Ing. jose Luis Rodríguez Badillo

Para celebrar el setenta aniversario en que Poza Rica fue decretado como Municipio Libre es necesario echar una mirada al pasado para rememorar la estela de hechos históricos, culturales, sociales y políticos por los que tuvo que atravesar este joven centro de población como conglomerado urbano, remontándose a sus raíces ancestrales con la ocupación de estas tierras por una gran diversidad de etnias prehispánicas como los huastecos y totonacos, clasificadas como culturas del golfo, incluida la olmeca, como cultura madre, que se asentó hace miles de años antes de Cristo.

Pasando por las gestas para constituir el sindicato de los trabajadores petroleros que influyó en la enorme hazaña de lograr la expropiación de la industria petrolera, y por el intenso proceso de expansión y urbanización forzada, que le arrancó a la tierra la capa vegetal con miles de árboles centenarios para hacer ciudad y erigirla como referente nacional e internacional, convirtiéndola en su momento en “La Capital Petrolera de México” con un equipamiento de primer nivel en algunos aspectos y grandes carencias en otros.

Desde su fundación se convirtió en el lugar de esperanza y expectativa de mejor vida y la ilusión de un trabajo para miles de hombres y mujeres que llegaron de manera masiva sobre los fierros que cargaban las plataformas de La Maquinita, y que al pisar esta tierra también asumieron la convicción de hacerla su casa, para ellos y su familia, sin escatimar esfuerzo con toda la tenacidad, arrojo y valentía que les daba su juventud para desafiar primero la esclavitud a que los tenían sometidos las compañías petroleras extranjeras y más adelante construir en este suelo la ciudad que actualmente tenemos. 

La Congregación de Poza Rica se encaminó a convertirse en Municipio a las pocas semanas del malogrado intento que tuvo un comité pro municipio libre de la vecina Congregación de Poza de Cuero, constituido el día 22 de septiembre de 1950, mayormente integrado por damnificados de un descomunal incendio que arrasó con una vasta área. El movimiento fue organizado por Agustín Rubio Satarain, como respuesta a la falta de ayuda posterior al voraz siniestro que acabó fácilmente con esta Congregación y dejó solo cenizas y a la gente en la calle. 

Con el infortunio de no haber logrado la municipalización de Poza de Cuero meses más tarde Don Agustín Rubio Satarain se encontró con el Sr. Héctor Dorbecker Vincent en el centro de Poza Rica y le platicó su desconsuelo. Dorbecker Vincent comentó que él junto con Don Raúl Crespo Rivera, que era Administrador del Servicio Postal en Poza Rica, habían ido el 9 de mayo de 1951 a solicitar al Presidente Municipal de Coatzintla pasara los poderes a Poza Rica, lo que fue rechazado de forma rotunda, provocando que ambos se adhirieran al movimiento para separar de Coatzintla las Congregaciones Poza Rica y Poza de Cuero.

Ambos buscaron al Ing. Jaime J. Merino de la Peña, quien era Superintendente en este Distrito de Petróleos Mexicanos, benefactor y hacedor de la Congregación de Poza Rica desde su llegada en 1940; además que era una persona que recibía una atención atingente por el gobernador de Veracruz, Lic. Marco Antonio Muñoz Trumbull. Al Ing. Merino le agradó la iniciativa y se reunió el 11 de mayo de 1951 con integrantes de diversos grupos entre los que se encontraban las logias masónicas, la Cámara de Comercio, los clubes Sociales, el sindicato de choferes e integrantes de la Sección 30 del STPRM, entre otras organizaciones más.

A sugerencia de Don Agustín Rubio Satarain se integró un nuevo comité Pro-Municipio de Poza Rica y en una reunión realizada el día 11 de mayo de 1951, en el domicilio del Sr. Arturo Barragán Ponce se integró la organización de la siguiente manera: Presidente, Arturo Barragán Ponce, Vicepresidente Sr. José Flores, Secretario Raúl Crespo Rivera, Prosecretario Agustín Rubio Satarain, Tesorero Dr. Francisco Alvarado Calleja y de Prensa y Estadística Teodoro Tapia; en la reunión se acordó protocolizar con un fedatario el Comité, y darle legitimidad.

En otra reunión celebrada en el salón del Casino del Interior del Campo, el día 12 de mayo, el Ing. Jaime J. Merino reiteró el compromiso con el Comité y el de su estructura administrativa integrada por: Cosme Pantin Rivera, Jefe de Personal, Don Carlos Osornio Morales, Subjefe de Nuevos Proyectos, Juan Vara Orozco jefe de Construcción, Ing. Ernesto López Mata, jefe del Departamento de Ingenieros Civiles, con los principales colaboradores de Petróleos Mexicanos quedó sellado y de manifiesto el apoyo fundamental que el Ing. Merino dio a la lucha por la municipalización.

Se nombró una comisión para elaborar el documento de solicitud, que se delineó con los siguientes fundamentos y testimonios que fueron determinantes: Primero: que los vecinos de las cuatro congregaciones solicitantes llegaron para fundarlas. Segundo: que fueron, desde hace veinte años, quienes le quitaron al bosque el terreno para ser primero rancherías y después congregaciones, donde con esfuerzo y compromiso social forjaron el sitio donde viven. Tercero: que durante estos años han desarrollado una sociedad próspera, con más de cuarenta mil habitantes, con el argumento de que  Poza Rica poseía ya una economía fuerte, identidad social armoniosa y su propia política.

El documento de solicitud argumentaba fehacientemente la infraestructura con la que contaba la Congregación administrada por el Agente Municipal Gabriel César Trejo Ferral. Poza Rica ofrecía a  la sociedad servicios por encima de las ciudades de la región norte del estado, avalada por: un gran mercado, el más grande y mejor de la Región, y un hospital clasificado entre los mejores del país, se enlazaba con todo el país y el mundo con servicio telefónico y de similar forma con el sistema postal y telegráfico, tenía un cuerpo de bomberos de élite y primer nivel, cobranza de impuestos federales y estatales, una cámara de comercio y tres instituciones bancarias, tres salas cinematográficas, un aeropuerto con tres líneas de servicio, una Unidad de salubridad y asistencia, una delegación de la Cruz Roja Mexicana y dos sanatorios de maternidad.

Además contaba con un rubro hotelero fuerte, tiendas de servicios nacionales y de franquicias internacionales, tres clubes sociales: Rotario, de Leones y el 20-30; así como tres logias masónicas; denotando clara capacidad de gobernar con justicia de derecho y obligación a los ciudadanos. Con estas premisas el comité fue a visitar al Lic. Marco Antonio Muñoz Turnbull, gobernador del estado de Veracruz, a quien le expresaron de entrada que el Ing. Merino otorgaría el terreno para el Ejido Lázaro Cárdenas, terreno que hacía falta para ese fin, reiteró el grupo su entusiasmo por lograr que Poza Rica sea municipio independiente. 

El día soñado llegó el 21 de Septiembre de 1951, cuando el comité entregó en las manos al Lic. Marco Antonio Muñoz Trumbull, gobernador del estado de Veracruz, la “Solicitud de Municipalización”, donde iba anexo un plano en copia heliográfica de la superficie de las cuatro Congregaciones, quien prometió analizar la solicitud y considerar la factibilidad, para enviarla al Congreso del Estado, expediente que llevaba la firma de apoyo de más de 6,500 personas, vecinas de las cuatro congregaciones.

Una vez analizada la solicitud por el gobierno de Veracruz, con gran expectativa se turnó al Honorable Congreso del Estado para esperar su aprobación. Este cuerpo normativo correspondía a la Cuadragésima Segunda Legislatura. El día 13 de noviembre de 1951, en sesión ordinaria, aprobaron primero extinguir las congregaciones de: Poza Rica, Petromex, Benito Juárez, Manuel Ávila Camacho y luego constituir el municipio de Poza Rica.

En el debate legislativo para este fin se estimó de justicia la solicitud elevada por los vecinos de las cuatro congregaciones y fallaron que en lo sucesivo el nuevo municipio lleve el nombre de Poza Rica de Hidalgo, el que tendrá como extensión y límites el que se definen en el plano. Se modificó por consecuencia el artículo N° 2 de la Ley Orgánica del Municipio Libre que ahora dirá “El territorio del estado se divide en 198 municipios y el ejecutivo del estado designará el Consejo Municipal que regirá los destinos del nuevo municipio hasta la toma de posición de las próximas autoridades electas, y cuyas elecciones se llevarán el año próximo en la misma fecha para el resto de los demás ayuntamientos”. 

El 18 de noviembre fueron llamados al Palacio de Gobierno de Xalapa: Raúl Crespo Rivera, Agustín Rubio Zataray, Palemón Vázquez Díaz, Adolfo Rendón R. Raymundo Villegas Sánchez y Edmundo Cárdenas Álvarez, con el fin de conocer y presentarles al Sr. Francisco Lira Lara, presidente del primer Consejo Municipal de la naciente ciudad y el 20 de noviembre a las once horas tomaron posesión ante la presencia del Presidente de la República, Lic. Miguel Alemán Valdez, el Lic. Marco Antonio Muñoz Turnbull, Gobernador de Veracruz, el Ing. Antonio J. Bermúdez, Director General de Petróleos Mexicanos, Lic. Juan López Escalera, presidente de la comisión permanente de la Legislatura del Estado, Guillevaldo Flores Fuentes, presidente de la Cámara de Diputados e Ing. Jaime J. Merino, Superintendente de Petróleos Mexicanos del Distrito de Poza Rica. 

Francisco Lira Lara designó a los regidores del Primer Consejo Municipal de Poza Rica a partir del 1 de diciembre de 1951, de acuerdo a la Ley Orgánica del Municipio Libre de Veracruz: Raúl Crespo Rivera, Sindicatura, Ministerio Público, Comunicación y Obras Públicas; Palemón Vázquez Díaz; Comercio, Agricultura y Ganadería, Agustín Rubio Zataray Hacienda Municipal, Comercio; Adolfo Rendón Rendón, Policía y Cárcel, Alumbrado Público, Ornato y Fomento; Raymundo Villegas Sánchez; Asistencia Pública, Salubridad y Aguas, Alumbrado Público, Ornato y Fomento, Instrucción Pública; Edmundo Cárdenas Álvarez Instrucción Pública, Salubridad, y Agua.

1.- Comisión en visita al Palacio Nacional, entre otros: Ramón Mendoza, Clara Smith de Barragán, Leonardo Zaleta Juárez, Elpidia “Pilla” López, Arturo Barragán Ponce, Edmundo Rivera, Lorenzo Mendiola Vélez y Agustín Rubio Satarain.

2.- Comité Pro-Municipio en la colonia Lic. Miguel Alemán Valdez: Ramiro Cruz López, Arturo Barragán Ponce, Raúl Lara Mendoza y Edmundo Rivera “Riverita”.

3.- Momento culminante en el que Miguel Alemán Valdez firma el Acta Constitutiva del Municipio de Poza Rica.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!