El porky de Poza Rica

Poza Rica, Ver.- Omar Romario Ramos, cuenta con 23 años de edad y ha sido bautizado como “el porky” de Poza Rica tras abusar sexualmente de una menor de edad y mantenerse prófugo de la justicia gracias al derroche de dinero que ha hecho su familia con tal de que no pise la cárcel.

Acostumbrado a lujos y fiestas, proveniente de familia remunerada y creyéndose de elevado nivel social, Omar Romario ha asegurado a la familia de la víctima que jamás pisará un reclusorio y pese a que un juez de distrito giró orden de aprehensión en su contra por el delito de pederastia agravada derivado del abuso sexual en contra de una menor de edad, dicho individuo hasta la fecha, se ríe de las autoridades por lo que el proceso se encuentra en “Stand Bye”.

Derivado del proceso penal 47/2017, el juez de la causa giró desde el 19 de junio de este año, la orden de arresto en contra del presunto.

 

LOS HECHOS

Valiéndose de engaños, Omar Romario Ramos, en punto de las 17:00 horas del martes 26 de julio, invitó a salir a una menor de edad a quien le dijo que “no demoraban”; tras el paso de algunos minutos ambos llegaron a un lugar donde la obligó a ingerir bebidas embriagantes pues ya tenía pensado consumar el abuso.

La menor (de identidad reservada) perdió prácticamente el conocimiento tras ser obligada a beber alcohol. Tras ver a su víctima en completo estado de indefensión, el agresor optó por llevarla a conocido hotel de la colonia Flores Magón donde rentó una habitación para atacarla sexualmente.

Tras los hechos, sacó a la menor del hotel y la llevó a donde se encontraban familiares de esta, quienes la vieron desvanecerse mientras entraba. Estaba completamente horrorizada.

Tras ser interrogada por sus padres, la menor confesó a detalle los aberrantes hechos de los que había sido víctima por lo que decidieron denunciar ante la fiscalía que investiga delitos contra la familia, las mujeres, los niños y las niñas, y la trata de personas en esta ciudad donde se dio inicio a una averiguación.

Al paso de algunos días, el presunto agresor regresó a su “vida nocturna” tras creerse inalcanzable de la justicia pues se sabe que en el afán de que no pisara la cárcel, sus familiares intentaron pagar para detener la investigación ante la fiscal investigadora pero de poco sirvió pues con pruebas fehacientes, el ministerio público comprobó ante el juez de control la gravedad del caso y solicitó la orden de aprehensión en contra de ese sujeto; petición que fue concedida el 19 de junio del 2017 luego de audiencia oral.

¿DESAPARECIÓ?

Apenas horas después de que el juez ordenara su captura, Omar Romario desapareció como por arte de magia; seguramente fue avisado por una fuente cercana a las autoridades y hasta la fecha se burla de la justicia y se rehúsa a responder por esos hechos, pero todo parece indicar que sus horas en libertad disminuyen pues en cualquier momento puede ser aprehendido y llevado ante un juez par que responda por ese grave delito, por el cual, podría pasar varios años en prisión.

 

 

POR CLEMENTE HERNÁNDEZ REYES

 

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña