Plaza Cívica

¡Comparte esta nota!

Inadmisible represión a los maestros

Enrique Fernández Ramírez

Uno de los principios del ideario político del presidente Andrés Manuel López Obrador en su gobierno, es el de que jamás se utilice la fuerza pública para reprimir los movimientos sociales del pueblo. Sin embargo, los inaceptables hechos ocurridos la noche del 17 de mayo en las instalaciones de la Secretaría de Educación de Veracruz de la ciudad de Xalapa, Veracruz, contradicen esta aseveración presidencial,  y no le hace ningún favor al  proceso de transformación nacional emprendido por el presidente desde el primero de diciembre de 2018.

A dos días de que, con motivo del Día del maestro, los docentes fueran felicitados por las autoridades de los tres niveles de gobierno, y hasta agasajados por los candidatos de los diferentes partidos políticos,  un grupo de maestros que se manifestaba de manera pacífica en las instalaciones de la SEV fue desalojado de manera violenta por elementos de la fuerza pública.

Lo anterior ocurrió aun cuando existen derechos humanos fundamentales consagrados en nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, entre los que destacan: los derechos de libertad de expresión, de pensamiento, de manifestación y de libre asociación.

De manera que resulta a todas luces condenable e inadmisible, la forma violenta  en que las fuerzas de seguridad pública desalojaron a los maestros y maestras que se manifestaban solicitando un diálogo con el Secretario de Educación. Las imágenes, los videos y los audios, que circularon en las redes sociales, son reveladoras de la rudeza y violencia de la que fueron objeto los maestros, y también maestras, durante el desalojo, detención y traslado a la cárcel preventiva conocida como San José. Son escenas terribles que nos hicieron recordar los actos represivos de gobiernos anteriores, explicables porque eran emanados del antiguo régimen, pero que no son justificables en un gobierno morenista, surgido de la lucha social y de los movimientos magisteriales, lo cual es doblemente indignante.

Inmediatamente después de que circularon en las redes sociales los videos y las noticias sobre la violenta represión sufrida por los maestros, la condena y el repudio a estos hechos fue unánime. Maestros y organizaciones sindicales manifestaron su solidaridad con los compañeros detenidos que fueron víctimas de la agresión policiaca. Al mismo tiempo que exigían enérgicamente su liberación inmediata.

Según testimonios de los maestros, llevaban ya más de seis horas esperando al Secretario de Educación para plantearle sus problemáticas y dialogar con él. Debido a que después de mucho esperar, no se presentó, tomaron la determinación de plantarse en las instalaciones de la SEV y bloquear la avenida Lázaro Cárdenas para protestar por la nula respuesta al diálogo.

Al paso de las horas, las autoridades quizá dimensionaron la gravedad de la represión infligida a los maestros, y trataron de enmendar su error. Fue el propio Secretario de Educación, acompañado de algunos colaboradores, quien se presentó en horas de la madrugada en la cárcel donde tenían detenidos a los maestros, para interceder por ellos y conseguir su liberación inmediata. Uno a uno fueron saliendo a reunirse con sus familiares, quienes los esperaban afuera.

Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Sea quien fuere que haya dado la orden de desalojo, los inmediatamente responsables son el Secretario de Educación, Zenyazen Roberto Escobar Pérez y el Gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez. Enorme yerro cometieron en el manejo de la política gubernamental, que no abona en nada al movimiento progresista de transformación de la vida pública nacional.

Al día siguiente de este deleznable episodio autoritario, el Secretario de Educación se reunió a dialogar, por separado, con los maestros de ambos grupos. Si esto lo hubiera realizado un día antes, no se habrían plantado en las instalaciones ni hubiera sido necesario ese acto de represión. Pero faltó sensibilidad y oficio político.

Nada justifica esta agresión a los maestros que se manifestaban de forma pacífica. Los maestros no son delincuentes para ser tratados con esa brutalidad. Dice Manuel Gil Antón que los maestros son los intelectuales más valiosos de nuestro país. Todos hemos recibido las enseñanzas de los maestros. Ellos son la conciencia crítica viva de la sociedad, son los agentes de cambio necesarios que requiere nuestro país que se encuentra en plena transformación hacia una patria más justa, más democrática y más humana.

Considero que debió imperar la política, que es el arte de mediar en los conflictos, antes de utilizar la fuerza pública, que es propia de los gobiernos autoritarios. Sin embargo, cuando el poder se fetichiza, el funcionario público cree que él es la sede del poder, se corrompe y pierde toda sensibilidad política.

Es oportuno recordar que el Secretario de Educación, Zenyazen Roberto Escobar Pérez, fue un líder opositor muy activo a la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, y que el gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez, estuvo resistiendo al lado de los maestros, en el cerco opositor a la primera aplicación de la evaluación de permanencia,   en los accesos a la sede del Complejo Deportivo Omega. Ambos fueron severos críticos de la cerrazón gubernamental de aquel entonces, y de las medidas represoras del gobierno autoritario priísta, hacia el movimiento magisterial que luchaba en contra de la evaluación punitiva de la mal llamada reforma educativa.

Hoy que están en el gobierno, y detentan un poder emanado del voto popular que creyó en un cambio verdadero, repiten las mismas estrategias  de indiferencia ante los reclamos laborales del magisterio y de aplicación de medidas represivas ante las manifestaciones de los maestros. Incluso, el Secretario de Educación justificó el uso de la fuerza pública utilizada en el desalojo, al mencionar que se estaba obstruyendo la vialidad en una carretera federal.

Ante estos hechos se advierte que, quienes nos gobiernan en Veracruz, no han entendido el espíritu del giro estratégico transformador de la política, que el presidente López Obrador esta implementando en su gobierno: atender los conflictos sociales sin violencia, sin represión y dando prioridad al diálogo y a la conciliación. 

Será saludable para todos que, en nuestro estado de Veracruz y en el país, estas acciones inadmisibles en contra del magisterio, no vuelvan a suceder.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107