Plaza Cívica

¡Comparte esta nota!

Conclusión de un ciclo escolar atípico

Enrique Fernández Ramirez

Para muchos padres de familia e incluso para algunos docentes ha pasado desapercibido que el ciclo escolar 2020-2021 no terminó en su totalidad en el mes de julio pasado, sino que está por concluir este 30 de noviembre. Ya que existen diversos procesos de control escolar del ciclo 2020-2021 que aún no han sido cerrados, por ejemplo los de acreditación, promoción, certificación, entre otros.

Lo anterior significa que es hasta esa fecha cuando los estudiantes que quedaron sin calificación en el fin de curso de julio, concluyan el grado escolar en el que estaban inscritos desde el año pasado. Este hecho convierte al anterior en un largo y atípico ciclo escolar 2020-2021, que resultó afectado por la contingencia sanitaria de la pandemia del Covid-19, aun activa en nuestro país.

Para saldar estos procesos se han emitido varios criterios en el Oficio No. DGAIR-DGDC/391/ 2021, que se deberán atender y aplicar para cerrar el ciclo escolar 2020-2021, iniciado en agosto del año pasado, y que coadyuven también a la operación de los proceso de control escolar y evaluación del presente ciclo escolar 2021-2022. (Las citas textuales siguientes han sido extraídas de este documento)

Todo ello con el objetivo de garantizar el acceso, tránsito permanencia y avance académico del alumnado de educación preescolar, primaria y secundaria en el Sistema Educativo Nacional.

Por lo tanto, “Las autoridades educativas, escolares, padres de familia, tutores y demás integrantes del Sistema Educativo Nacional que intervienen en el proceso educativo de los educandos deberán hacer las gestiones necesarias que estén a su alcance para que puedan ser valorados y reincorporados al servicio educativo y con ello crear condiciones para prevenir el abandono escolar.” (Tercer criterio)

En estos últimos días del primer trimestre del ciclo escolar, que también corresponde al periodo extraordinario de recuperación, los docentes están terminando de realizar los procesos de evaluación del grado o asignatura que atendieron con base en “El desempeño demostrado por el educando durante el periodo extraordinario de recuperación (…) El resultado de la valoración realizada durante este periodo extraordinario recuperación otorgará una calificación global del grado o asignatura correspondiente al ciclo escolar 2020-2021. Dicha calificación será la misma que aplique para el primer periodo de evaluación del ciclo escolar 2021-2022.” (Cuarto criterio)

El sexto criterio señala que “la calificación mínima que deberá registrarse en las boletas de evaluación de los educandos del nivel educativo de primaria y secundaria que hayan sido valoradas por el docente, no podrá ser inferior a 6”. En tanto que “Los resultados de los educandos de preescolar se expresarán mediante observaciones y sugerencias sobre el aprendizaje, sin utilizar valores numéricos.” (Sexto criterio)

De la lectura del documento citado, se comprende que los criterios se refieren propiamente a los educandos que en el mes de julio, cuando concluyó formalmente el ciclo escolar 2020-2021, no se les asignó calificación final, por estar en la situación de “comunicación insuficiente” o “sin información”.

 También aplica para aquellos educandos, quienes en el periodo de recuperación extraordinaria, demostraron un desempeño que amerite una calificación superior a la registrada en la boleta o certificado del ciclo escolar 2020-2021, los cuales pueden estar sujetos a rectificación de calificaciones y a la emisión de una nueva boleta y certificado de acuerdo al numeral Quinto del Acuerdo 16/06/21. (Décimo criterio)

Para los alumnos que están en el primer caso –sin calificación- pueden darse dos situaciones. Primera situación, obtener una calificación no menor de 6 si su desempeño en el periodo extraordinario de recuperación así lo amerita. Segunda situación, aplicarse la baja del sistema de control escolar, si al terminar este periodo de recuperación “no fueron evaluados por no existir los elementos objetivos y suficientes que permitan al docente valorar los aprendizajes” (Séptimo criterio) o “continúan con el estatus de comunicación inexistente” (Décimo segundo criterio), lo cual equivale a no ser acreditado, o como se dice coloquialmente, estar reprobado,

Los educandos que se reincorporen al servicio educativo en términos de estos dos criterios serán considerados como “educandos sin antecedentes” y deberán reinscribirse en el mismo grado que no acreditaron.

En consecuencia, a los educandos que tuvieron calificación aprobatoria, los criterios de este documento no los afecta, y sólo deberán concluir, en su caso, su proceso de reinscripción.

Sin embargo, estos son sólo algunos comentarios e interpretaciones del documento. Quienes tienen la responsabilidad en la operatividad y aplicación de estas normas, son las autoridades educativas, jefes de sector, supervisores escolares y directores de escuela. La eficiencia y el éxito de las mismas, dependerá de sus habilidades profesionales de comunicación, de administración, de organización, de trabajo en equipo y de su capacidad pedagógica curricular. Competencias necesarias para optimizar su función directiva en las diferentes dimensiones de la gestión escolar.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es prueba-1024x51.png
Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!