Plaza Cívica

¡Comparte esta nota!

El pensamiento crítico en la Nueva Escuela Mexicana

Enrique Fernández Ramírez

La reforma educativa del actual sexenio tuvo como propósito principal desembarazarse de los rasgos de corte neoliberal que caracterizaban el modelo educativo elaborado en la anterior administración. Lo que destaca pedagógicamente de esta nueva reforma es la institucionalización de la Nueva Escuela Mexicana en el artículo tercero y en la Ley General de Educación, como fundamento para la educación en nuestro país.

Al analizar esta Ley encontramos que todo el Título Segundo esta dedicado a la reglamentación de la nueva escuela mexicana. Son cinco capítulos los que comprende este apartado, en los que se definen sus funciones, los fines de la educación, los criterios, su orientación integral y lo que se refiere a los planes y programas de estudio.

Entre las funciones de la nueva escuela mexicana está “contribuir a la formación del pensamiento crítico, a la transformación y al crecimiento solidario de la sociedad, enfatizando el trabajo en equipo y el aprendizaje colaborativo” (Art. 12, párrafo I). Sólo el cumplimiento de esta función daría un giro epistemológico importante en el aprendizaje de los educandos. Sin embargo, no es tan sencillo traducirlo  a la realidad de las prácticas pedagógicas que se realizan en el aula.

Para formar el pensamiento crítico en los estudiantes se requiere, en primer lugar, que los docentes posean un pensamiento crítico, para que a su vez trasladen esta formación hacia sus alumnos. No dudo que hay maestros críticos en el sistema educativo que, en su practica docente cotidiana, además de abordar los contenidos de aprendizaje de los programas oficiales, se han preocupado por desarrollar el pensamiento crítico de sus estudiantes. No han esperado a cumplir esta función hasta ahora que ya está en la ley. Lo hacen por convicción. Desafortunadamente no son la mayoría del magisterio.

Además, y esto es fundamental, debemos tener claro qué es el pensamiento crítico. En la citada ley general de educación, solo se enuncia pero no se define ni se conceptualiza de qué se trata.

Enrique Dussel explica gráficamente este pensamiento con su recurso de las tres constelaciones. En su teoría dice que una primera constelación lo constituye el orden vigente, lo establecido, la cual funciona en su lógica de reproducción afirmativa. Pensar desde aquí no es hacerlo críticamente, sino sólo para explicar y justificar argumentativamente el funcionamiento y las bondades del sistema, y reproducirlo en su positividad.

La segunda constelación es el lugar de los marginados, las víctimas, los olvidados, quienes no reciben los beneficios del sistema vigente. También es el lugar desde donde se genera el pensamiento crítico. Aquí se ubican quienes ya tienen ese tipo de pensamiento. Es desde aquí que se pone en cuestión el sistema establecido. Es desde donde se niega su funcionamiento. Se analizan y se señalan sus fallas. Emerge la necesidad de quitar y cambiar lo que no funciona.

La tercera constelación es lo nuevo que se quiere construir, la utopía, el horizonte de futuro, la esperanza de un mundo de justicia, de equidad, de libertad y de vida. Es lo que está por venir y sólo será posible con la participación de la mayoría. Es un mundo en construcción.

Del mismo modo, Walter Benjamin sostiene que todo sistema político, económico o educativo genera excluidos, marginados o víctimas. Son quienes quedan fuera y más allá de la totalidad del sistema imperante. Son la exterioridad del sistema. Ellos representan el no progreso del progreso del sistema, la no salud de la salud del sistema, la no educación de la educación del sistema: son la negación del sistema establecido.

Este sector de la población que está fuera de la totalidad del sistema, dice Benjamin, es el lugar que da verdad. Es desde este lugar donde se genera el pensamiento crítico. Así que, pensar críticamente consiste en saber situarse en la exterioridad del sistema. ¿Desde dónde pienso lo que digo y lo que hago? ¿Lo hago desde la exterioridad del sistema, es decir, desde los excluidos, los marginados, las víctimas?

En el mismo sentido, Henry Giroux, afirma que los educadores deben desarrollar una moralidad provisional que corresponda a las prácticas sociales emancipadoras arraigadas en la experiencia histórica. Al discurso ético es necesario darle referentes históricos que sean ejemplos de los principios que es preciso defender, así como de aquellos que se deben combatir a favor de la justicia, libertad y la vida.

Por su parte, Henry Giroux recomienda que “Los educadores deben confrontar la incertidumbre de lo acaecido en la historia y desarrollar una moralidad provisional imbuida de una lectura francamente partidaria de la historia. Tal como lo daba a entender Walter Benjamin en su ensayo ‘Tesis de la filosofía de la Historia’, la historia se debe construir desde el punto de vista de las víctimas”

Para el desarrollo del pensamiento crítico esto representa una apropiación de la historia impregnándola con el compromiso de democracia, justicia, libertad e igualdad. Es importante destacar que los fundamentos éticos para desarrollar el pensamiento crítico deben situarse en una lectura selectiva de las tradiciones históricas críticas.

Como se puede advertir, el pensamiento crítico responde a un imperativo ético, tiene como fundamento la vida y el deseo de vivir. Reacciona también a la interpelación del otro, el distinto, el extranjero, el migrante, el pobre. Pensar críticamente es hacernos responsables del otro, de la naturaleza, del planeta

Hasta aquí hemos desarrollado de manera sucinta,  sólo una de las funciones de la nueva escuela mexicana establecidas en la Ley General de Educación, apenas dos líneas del titulo segundo. La tarea es compleja y es necesaria la capacitación y formación de los maestros en el pensamiento crítico. Requiere estudio, lectura, disciplina y praxis.

La formación del pensamiento crítico implica una formación psicológica, filosófica y humanista. No es tan sencillo, pero si hay compromiso, convicción y responsabilidad se puede lograr.  Es importante comenzar ya, para que la Nueva Escuela Mexicana no siga siendo una asignatura pendiente.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es prueba-1024x51.png
Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!