Perú: Descubren La Tumba De Un Metalúrgico Que Vivió Hace 1.200 Años

Compartir en:

Arqueólogos polacos hallaron una serie de objetos metálicos en el lugar del entierro: una sierra, un hacha, cuchillos y cinceles con mangos de hueso.

Un grupo de arqueólogos polacos, que desde hace años realiza excavaciones en la ciudad peruana de Huarmey, ha descubierto una tumba de un joven que data de hace 1.200 años. Se cree que se trataba de un obrero metalúrgico, reporta el portal Science in Poland.

El hallazgo fue realizado accidentalmente, cuando la pierna de uno de los participantes de las excavaciones se hundió en un agujero, ubicado en el lugar de una supuesta plaza ceremonial. Al explorar el hoyo, hallaron el entierro de un hombre muerto a los 20 años de edad aproximadamente. Los investigadores indican que no hay señales de que haya sido asesinado en un rito. El cuerpo fue colocado en la tumba en posición sentada, y estaba envuelto en una tela.

Junto con el esqueleto los arqueólogos hallaron una serie de objetos metálicos: una sierra, un hacha, cuchillos y cinceles con mangos de hueso. Estos estaban también envueltos inicialmente en tela, que resistió parcialmente.

Un análisis realizado por los especialistas Milosz Giersz y Branden Rizzuto mostró que los utensilios estaban hechos de una aleación de cobre y arsénico. Según señaló Giersz, “la aleación de arsénico garantizó que estas sean herramientas realmente duras que podían ser usadas para muchos trabajos de campo y talla, así como armas de guerra”. Los investigadores agregaron que los objetos habían sido utilizados.

Otro hallazgo llamativo fue un cuchillo de gran tamaño hecho de obsidiana, que se consideraba “una materia prima muy valiosa en la cultura wari y en otras culturas de América”. “Fue importada a distancias muy largas, en este caso de Quispisisa, una fuente de obsidiana ubicada a más de 1.000 kilómetros en línea recta al sur de Huarmey”, precisó Giersz.

La idea que hizo pensar a los arqueólogos que el difunto había sido un metalúrgico tiene que ver con el hecho de que una parte del ajuar funerario era la escoria formada durante el derretimiento de los metales. Los especialistas creen que no estaba allí por accidente, sino que debía simbolizar el trabajo que el joven había desempeñado durante su vida.

RT

error: Content is protected !!