Persiste la cacería en el área protegida

Tancoco, Ver.- La cacería de venado, así como la tala clandestina de árboles, son algunas de las actividades que se continúan ejerciendo en este municipio ubicado en la faldas de la Sierra de Otontepec, a pesar de los esfuerzos que realizan los elementos de la Policía Municipal, Seguridad Pública del Estado y de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) por evitar esta situación.

Son varios los habitantes de este municipio quienes argumentan que, sobre todo por las noches, es muy común observar a personas que se internan entre el monte a fin de cazar animales silvestres como son conejos, mapaches, armadillos, pero especialmente, el venado de cola blanca, que si bien es cierto, este animal se encuentra protegido al igual que toda el área natural de la Sierra de Otontepec, esta actividad se realiza sin recato alguno.

Debido a que una de las presas más codiciadas de los cazadores furtivos es el venado cola blanca, que abunda en la región de la Sierra de Otontepec y por las noches desciende hasta las inmediaciones de los pueblos tanto de este municipio como de Tantima, Citlaltépec y Chontla.

Sin embargo la matanza y captura de estos animales es considerada ilegal y existen sanciones por la comisión de ese delito de varios miles de pesos e incluso cárcel para quienes sean sorprendidos in fraganti, a pesar de ello parece que a muchas personas no les importa, al continuar efectuando esta práctica.

De igual forma de acuerdo a los quejosos entre los que se encontraba el señor Jesús Salas otra de las actividades que se realizan de forma clandestina es la tala de árboles, en donde gente sin conciencia por ganarse unos pesos cortan la vegetación sin importarles que podrían acabar con uno de los pulmones de la zona norte del estado de Veracruz.

Comments

comments