Padres de familia exigen edificio para jardin de niños en Naranjos | La Opinión de Poza Rica

Padres de familia exigen edificio para jardin de niños en Naranjos

Naranjos, Ver.- Padres de familia y vecinos de la colonia 5 de Mayo se manifestaron este viernes por la tarde, para exigir la construcción de un edificio propio para el jardín de niños “Bertha Von Glumer Leyva”, ya que durante veinte años estuvo funcionando en instalaciones que le presta la escuela primaria “Ignacio Zaragoza”.

Una de las madres, Estefanía Martínez Colunga, indicó que están preocupados porque los niños no han tenido clases desde el regreso de vacaciones de fin de año, es decir, desde el lunes 7 de enero.

Y aunque agradecieron el tiempo que se les prestaron las instalaciones, los padres dejaron ver que se suscitaron fricciones, por lo que decidieron que sus hijos ya no regresaran a la primaria, ubicada en la esquina de las calles Xicoténcatl y Rubén Jaramillo, en la parte baja de la citada colonia.

“En veinte años no se ha tenido un lugar propio para tomar sus clases y donde los maestros apliquen la enseñanza debidamente. Nos compartían aulas en el turno vespertino pero hubo ciertos incidentes y decidimos sacar a los niños”, abundó Martínez Colunga.

Se trata de 19 alumnos que son atendidos por dos maestras, las cuales decidieron no estar presentes en la manifestación para evitarse problemas laborales, señaló otra de las madres.

Explicaron que hace un tiempo el municipio les cedió en comodato un terreno sobre la calle Veracruz esquina con avenida Tamiahua, en la misma colonia, pero tres vecinos lo invadieron, ocasionando una pugna legal, tras lo cual la construcción del kínder, que ya estaba iniciada, fue abandonada para evitar problemas mayores.

Los padres de familia pidieron el apoyo del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano, cuya vocera en la zona norte, Norma Aidé Hernández de la Cruz, dijo que respaldan esta causa social, además de que ella también es residente de dicha colonia.

“Se agradece a la escuela primaria que les haya prestado un aula, pero los niños necesitan un espacio propio. Se cuenta con un terreno de cuatro solares, cada uno de 20×20 metros, pero fue invadido por gente inconsciente, que no valora que es un beneficio para la educación, y que están quitando algo que es de los niños”, reiteró.

“Hay un proceso legal que lleva 12 años, pero sin respuesta. Han pasado supervisores escolares, presidentes municipales, diputados y se ha llegado al Congreso, pero ninguna autoridad ha puesto realmente un interés en esta problemática, por lo que los padres están cansados de la falta de espacio. Ya tuvimos 12 años de paciencia, pero ahora exigimos un lugar propio”, enfatizó.

Comments

comments