El padre tiempo, último rival de la leyenda Tom Brady

Después de cinco anillos de Super Bowl y un sinnúmero de récords, Tom Brady aún tiene detractores que se niegan a darle el reconocimiento como el mejor quarterback de la historia. Hay quienes prefieren a Joe Montana y que se aferran a los escándalos y polémicas que han protagonizado los Pariots.

En la edición LII del gran juego, Brady tendrá la oportunidad de lograr otro hito en su carrera: coronarse campeón pasados los 40 años. Nadie lo ha logrado hasta ahorita y ese podría ser el éxito que definitivamente lo ponga por encima del resto, incluso a los ojos de sus críticos.

El veterano de los Patriots ostenta 13 récords individuales en el Super Bowl, entre ellos la marca de más anillos de campeón para un quarterback (5), el mayor número de participaciones (7), el máximo de yardas por pase en su carrera (2071) y en un solo juego (466), el máximo de pases de TD (15) y de premios MVP (4).

Sus números lo hacen candidato indiscutible al Salón de la Fama y deberían bastar para considerarlo el “GOAT.” (Greatest of All Time). Además, en caso de triunfar el 4 de febrero tendría los mismos títulos que la franquicia más ganadora hasta el momento en la historia de la NFL, los Pittsburgh Steelers.

Cuando salte al campo del U.S. Bank Stadium este domingo, Brady tendrá 40 años, 6 meses y 1 día de edad. Por el momento, no es el quarterback más longevo campeón de un Super Bowl, ya que Peyton Manning se coronó a los 39 años, 10 meses y 10 días, cuatro meses más viejo que el mariscal de los Patriots cuando alzó el trofeo Vince Lombardi el año pasado.

En caso de vencer a los Philadelphia Eagles en Minneapolis, Brady también derrotaría al padre tiempo y se separaría aún más de los otros grandes mariscales de la historia que conquistaron su último título más jóvenes.

Comments

comments