OMS: regresó el sarampión por campañas antivacunas

Compartir en:

Después de décadas de grandes progresos, la lucha contra el sarampión se está estancando y el número de muertes volvió aumentar en 2018, advirtieron este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades sanitarias estadunidenses en medio de brotes desde el Pacífico hasta Europa.

En un comunicado trasmitido en su cuenta de Twitter, la ONU denuncia que los niveles de vacunación son “peligrosamente” bajos y los grandes brotes en varios países se deben a las “campañas de desinformación de las redes sociales”.

“La información errónea que se transmite a través de los canales de las redes sociales realmente está afectando las decisiones de los padres sobre si van a vacunar a sus hijos y la consecuencia es que los niños están desarrollando sarampión y algunos están muriendo”, advirtió la doctora Kate O’Brien, directora de inmunización de la OMS, en una conferencia de prensa.

La ONU advirtió que las cifras reflejan el “fracaso colectivo” en la vacunación contra una enfermedad que estuvo en retroceso durante años: en 2018 casi 150 mil personas murieron por sarampión que, si bien es cuatro veces menos que en 2000, es 15 por ciento más que en 2017.

Esta tendencia ha dado al traste con 15 años de progresos sostenidos, que se reflejaron en una reducción de 70 por ciento de los contagios y muertes.

“Todos saben que existe una vacuna segura y efectiva contra el sarampión en todas partes desde hace 50 años”, dijo O’Brien. “Realmente es un fracaso colectivo ver estos brotes”.

Algunos rebrotes “tienen su origen en la percepción pública sobre las vacunas, en dudas sobre su seguridad”, denunció O’Brien.

El sarampión es uno de los virus más contagiosos, que puede permanecer en una habitación dos horas después de que una persona infectada haya fallecido, y que ha resurgido con epidemias en los cinco continentes desde 2018, sobre todo en ciudades o vecindarios con bajos niveles de vacunación.

Cinco países concentran casi la mitad de los casos en 2018: República Democrática del Congo (RDC), Liberia, Madagascar, Somalia y Ucrania, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU.

En los países ricos, el sarampión mata poco o nada. Pero en la RDC, mata el doble que el ébola: cinco mil muertes en 2018.

El virus se expande fácilmente. Israel importó un centenar de casos de otras partes, como Filipinas y Ucrania. Desde allí, algunos viajeros infectados transmitieron la enfermedad en los barrios judíos de Nueva York y contribuyeron a la epidemia más grande en Estados Unidos desde 1992.

En lo que va del presente año, cuatro países que llevaban 12 meses sin registrar casos han sufrido rebrotes (Reino Unido, Grecia, Albania y República Checa).

SAMOA YA ENFRENTA UNA PANDEMIA

Samoa cerró todos los servicios públicos y privados al comenzar ayer la campaña puerta por puerta para vacunar a sus habitantes contra el sarampión, tras causar 62 muertos en el país insular de la Polinesia, en el Pacífico sur.

Equipos médicos se desplegaron para completar la vacunación de sus casi 200 mil habitantes de los cuales, al menos dos por ciento ya está infectado.

milenio.com

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión De Poza Rica

error: Content is protected !!