No quieren la instalación de una gasera

Naranjos, Ver.- Vecinos del fraccionamiento Manuel Antonio Amor, en la tarde de este martes, tomaron las instalaciones de la carretera federal Tuxpan-Tampico para protestar porque continúan los trabajos en la instalación de una gasera en ese sector, la cual podría ser de gran riesgo para quienes viven en esta zona de la ciudad.

Como se ha venido informando desde hace ya varios meses atrás, vecinos del fraccionamiento Manuel Antonio Amor han estado realizando diversas movilizaciones para protestar por la instalación de una gasera a un costado de la carretera federal Tuxpan-Tampico, área que se encuentra muy poblada tanto de viviendas, así como de diversos establecimientos.

Los vecinos, quienes dicen vivir entre el temor de que llegara a suceder alguna explosión que generaría fatales consecuencias, ya han solicitado el apoyo de las autoridades municipales, así como del propio gobierno del estado a través de la Secretaría de Protección Civil Estatal, a quienes les hicieron llegar un expediente acerca de cómo se encuentra en verdad el problema.

Alrededor de las 13:30 horas, un grupo de vecinos atravesaron vehículos sobre la carretera federal Tuxpan-Tampico a unos metros de la terminal de autobuses debido a que se reanudaron los trabajos en el interior del área donde se construye la gasera en donde se estaba instalando el tanque estacionario, por ello los inconformes decidieron protestar de esta manera a fin de que su queja sea atendida, ya que presuntamente semanas atrás les habían notificado de que ya los trabajos se han paralizado por tiempo indefinido, sin embargo todo se trató de una farsa.

El tráfico vehicular se vio interrumpido por varias horas formándose largas filas de vehículos en ambos lados, debido a que los quejosos indicaban que ellos no quitarán el dedo del renglón y continuarán con las movilizaciones para impedir de todas maneras la instalación de la gasera que podría traer desgracias para quienes habitan en este sector.

Comments

comments