No quieren infectarse

Compartir en:

Papantla.- Visitantes prefirieron seguir las recomendaciones y quedarse en sus casas, la zona arqueológica el Tajín, lució completamente vacía, ya que pocas fueron las personas que acudieron al equinoccio de primavera.

Como cada 21 de marzo la zona arqueológica abrió sus puertas y esperaba la llegada de los visitantes a cargarse de energía para iniciar la primavera, los comerciantes se apostaron en la entrada principal con la esperanza vender un poco y recuperarse de las pérdidas de Cumbre Tajín.

Conforme pasó las horas la gente no llegaba y creció la desesperación para muchos comerciantes, el acceso estuvo abierto, pero simplemente los vacacionistas no arribaron debido a la contingencia de salud que se vive en gran parte del país.

Irineo Méndez González, delegado sindical local de la zona arqueológica, quién dio a conocer que fue muy pobre la entrada en comparación con otros años, en donde este centro ceremonial se encuentra entre los primeros lugares con más visitados.

Indicó que están siguiendo las instrucciones que les dieron, los grupos pueden ser de diez personas y dentro del sitio no estuvo permitido hacer reuniones, sin embargo, en este día no se presentaron grupo numerosos, fueron unas cuantas familias y todo el día el sitio arqueológico estuvo vacío.

Los más afectados con esta situación, son los comerciantes que se encuentran en este lugar, la mayoría son habitantes de comunidades cercanas al Tajín, que viven al día con sus ventas esperaban un repunte en sus ventas, pero regresaron a casa con toda su mercancía, para hoy domingo las instalaciones serán abiertas.

error: Content is protected !!