Muere de un infarto mientras lavaba, paramédicos intentaron reanimarla

Álamo, Ver.- Mientras se encontraba lavando ropa en la azotea de los departamentos donde vivía ubicados en la calle Rafael Ramírez de la colonia Francisco I. Madero, una mujer de 37 años de edad murió de un infarto fulminante al miocardio a pesar de los esfuerzos de paramédicos para sacarla del paro cardíaco.

De acuerdo a la versión de la cuñada de la occida, alrededor de las 12:45 horas de este viernes la mujer se encontraba lavando ropa en la azotea de los departamentos propiedad del profesor Sirenio del Ángel, cuando al subir hasta donde se encontraba su familiar,grande fue su sorpresa al verla tirada agonizando por lo que rápidamente pidió ayuda al número de emergencias para que mandarán una ambulancia.

Hasta el lugar arribó la ambulancia de Emergency Medical Service (EMS) cuyos paramédicos le aplicaron RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) y pese a los esfuerzos por espacio de una hora no tuvieron éxito, ya que no logró salir del infarto.

Más tarde policías del Mando Coordinado arribaron hasta lugar, quienes se entrevistaron con el señor Salvador Cruz Reyes de 35 años de edad, originario de Potrero del Llano, chofer de la empresa transportista de pasaje Autobuses Álamo quien dio a conocer que la persona finada era su esposa, respondía al nombre de Guadalupe Mejía Sosa de 37 años, dando a conocer además que tenía 15 días que la habían operado de la apéndice y que este mismo viernes, le quitarían los puntos de la operación.

Personal de la Fiscalía de esta ciudad así como un Perito criminalista llegaron hasta los departamentos y al ser notificados por los familiares y los paramédicos que la atendieron del tipo de muerte, la cual fue por causa natural, les dispensaron su traslado hasta el SEMEFO de la ciudad de Tuxpan y solo tomaron datos de lo sucedido.

REDACCIÓN: LA OPINIÓN

Comments

comments