“Muchos han enfermado, hemos enterrado a otros, pero no nos rendimos”: Familias de víctimas

Familias de víctimas de desaparecidos aseguraron la tarde de este viernes que no se van a dejar de rendir en la búsqueda de sus seres queridos, pese a que han visto enfermar a compañeras y compañeros, o que han presenciado el entierro de otros.

“En ese difícil camino, hemos visto enfermar a varias compañeras y compañeros y, peor aun, hemos tenido que enterrar a más de uno. No nos rendimos, no dejamos de andar. Por ellos también caminamos”, subrayaron tras el Segundo Diálogo por “La Paz, la Verdad y la Justicia”, celebrado hoy con Andrés Manuel López Obrador, Presidente electo, en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

Asimismo, afirmaron que el Estado tiene una gran deuda con las víctimas de desaparición y sus familiares, debido a los obstáculos con los que se encuentran a diario en el proceso de exigir memoria, verdad y justicia en cada uno de sus casos.

“Yo reconozco de manera sincera y comprendo su dolor” dijo López Obrador a las víctimas y reafirmó: “olvido no, perdón sí”.

“Nuestro dolor permanente, que nació en el mismo instante en que nos arrebataron la presencia de nuestras hijas e hijos, nos impulsó a gritarle al sistema, que nos había fallado; y en todos estos años hemos sido una y otra vez, víctimas de unas autoridades que se mueven entre la negación, el olvido y la complicidad, acompañada por indolencia, ineptitud y corrupción”, destacaron en un comunicado.

Además, las familias señalaron que ya comenzaron con la construcción de un país que clama por verdad, justicia y paz, luego de que se unieran para emprender la búsqueda de sus seres queridos en el contexto de un México “devastado y lacerado, un país poblado por cientos de miles de víctimas de la violencia”.

“Si bien es cierto que como movimiento hemos alcanzado grandes logros, estamos conscientes que aún hay muchos lastres que superar y muchos desafíos hacia adelante. Hasta esta fecha, los avances en la implementación de la ley son prácticamente nulos”, aseveraron.

Durante el evento un señor se desmayó al pedir justicia por lo que fue retirado del lugar para ser atendido por paramédicos.

Por otra parte, denunciaron que la Fiscalía Especializada a nivel federal y la Comisión Nacional de Búsqueda no cuentan con recursos humanos y materiales suficientes para funcionar de manera adecuada; así como la falta de instalación del Sistema Nacional de Búsqueda, y de un presupuesto moderado para que la ley se implemente.

“No existe una coordinación entre las instituciones responsables de buscar e investigar; aún no se han elaborado los diferentes protocolos y programas nacionales mandados por la ley, ni los registros correspondientes; en los estados, no se ha conformado la mayoría de las comisiones locales de búsqueda ni las fiscalías especializadas que contempla la ley; el Gobierno actual no cumplió con su compromiso de garantizar nuestra participación de manera plena y adecuada en las acciones de implementación de la Ley General”, acusaron.

Por el contrario, los familiares indicaron han visto con preocupación que la estrategia es la dilación, la obstaculización y la simulación constante, acciones que esperan no sean repetidas en el próximo sexenio de López Obrador.

Mirna Nereida Quiñonez, del Colectivo las Rastreadoras del Fuerte, quien encontró los restos de su hijo, le dijo a López Obrador: “Señor Presidente, la paz sin justicia, no es duradera”.

“Como hemos demostrado desde hace años, las familias de desaparecidosestamos dispuestos a continuar con este proceso de diálogo y trabajo conjunto, que ya hemos iniciado, que nos lleven a abrazar a nuestros seres queridos, y a que no exista la repetición de este crimen de lesa humanidad”, expresaron.

A su vez, reconocieron que el tabasqueño votara por Rosario Ibarra en las pasadas elecciones del 1 de julio, ya que también se trata de una mujer que enfrenta la desgracia de la desaparición, y saludaron su compromiso de atender las desapariciones en México.

Ante dicha situación, le exigieron el funcionamiento efectivo e inmediato del Sistema Nacional de Búsqueda y el fortalecimiento de las fiscalías y comisiones encargadas de atender la desaparición de las personas; contar con el liderazgo de la federación para la correcta implementación sobre la Ley General de Desaparición Forzada y por particulares a través de la Secretaría de Gobernación (Segob), a fin de desarrollar en un proceso participativo con familiares y organizaciones un Plan Integral de Implementación que garantice la creación de las instancias, normatividad, políticas, programas y coordinación interinstitucional necesarios a nivel nacional y local.

Familiares de víctimas llegaron decididos ha hacerse escuchar y tomar el foro con su clamor de justicia.

También pidieron asegurar el presupuesto amplio y suficiente para la implementación de dicha norma, en particular para consolidar las instituciones responsables de la investigación, la búsqueda e identificación de las personas desaparecidas: Comisión Nacional y comisiones locales de búsqueda, así como fiscalías especializadas.

“Garantizar la participación sustantiva de las y los familiares en las políticas, mecanismos y acciones relacionadas con la desaparición de personas; y en general los procesos de memoria, verdad, justicia y reparación relacionados con este atroz delito; cumplir con los compromisos internacionales de México en materia de desapariciones forzadas, especialmente aceptar la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada de Personas de la ONU para recibir comunicaciones individuales; así como la visita al país del Comité, solicitada desde el año 2013”.

“Reconocemos la disposición tanto de la próxima Secretaria de Gobernación Olga Sánchez como del próximo Subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, para trazar conjuntamente una ruta de trabajo y liderar desde la federación la implementación de la Ley. Confiamos en que tenemos su palabra, Señor Presidente electo, y su pleno compromiso y respaldo para que esta ruta de trabajo se fortalezca y continúe avanzando y rinda los resultados que tanto anhelamos”, dijeron.

El documento fue firmado por el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, el cual está integrado por más de 50 colectivos de familiares de personas desaparecidas, provenientes de 18 entidades federativas de México y por tres países de Centroamérica. Además, está acompañado por 35 organizaciones de la sociedad civil de distintas entidades federativas, incluyendo la Ciudad de México.

SINEMBARGO

Comments

comments