Momo mantendrá viva a “La Catrina”

Mazatlán.- Este 2018 se cumplen ocho años de que el artista y diseñador Luis Antonio Ríos,  director de Momo Creaciones, ha creado el traje de la famosa “Catrina” que desfila por las calles de Mazatlán en la tradicional callejoneada, que se hace en conmemoración del Día de Muertos.

Ahora volverá a dar vida al espectacular traje que usará “la huesuda” el próximo 2 de noviembre. En entrevista con EL DEBATE, agradece la oportunidad que le da el alcalde electo, Luis Guillermo Benítez Torres, y los directivos de Cultura del puerto para ser parte de la magia a la celebración. El trabajo del artista lo ha representado en México y en otros países. “Sí habrá Catrina este año, saldrá a pasear por las calles, será una Catrina que impondrá por su altura, detalles y temática.”

Catrina
“Me siento muy contento de formar parte de esta gran tradición, que año con año ha tomado popularidad entre turistas y porteños. Recuerdo muy bien los inicios. Caminaba por las calles del centro histórico y carecía de público. Poco a poco, conforme la ‘Catrina’ fue tomando su sentido de identidad propia, las personas notaron mucho interés.”
Revela que la callejoneada es parte de nuestras tradiciones y es una forma mágica de celebrar con las personas que se nos adelantaron en el camino.
Comparte que en sus inicios, las catrinas vestían trajes más sencillos, de altura normal, de máximo 2 metros. Ahora puede presumir que se han elaborado piezas hasta de cuatro meses de altura.

Inicia como diseñador
Confiesa que en sus inicios era director de un grupo de jóvenes llamado Ecología Artística, con el cual comenzó a realizar vestuarios con material reciclado. En una ocasión,  llevó una propuesta al Instituto de Cultura.
“La maestra Cecilia Sánchez Duarte me abrió las puertas para dar a conocer un nuevo talento. Me pidió prestadas unas fotografías, las cuales hizo llegar a Texas para mostrar mi trabajo. Pasó la primera callejoneada y a las personas les fascinó. Tanto así, que me invitaron a participar en el siguiente año, pero ya en esa ocasión me consideró Raúl Rico, al cual le agradezco la oportunidad que me brindó.”

Quiere vestir a la reina
Recuerda que en aquellos años quiso lucirse y realizó un diseño que midió 3 metros de altura, con el cual dejó muy contento al público.
“Fue así como comenzó la magia que hoy conocemos como las espectaculares catrinas. Soy fanático de los carnavales del mundo, no solo el de Mazatlán, es por eso que “La Catrina” tiene matices carnavaleros con el fin de darle un sentido de identidad a mis diseños. En pocas palabras, realizamos las catrinas a la mazatleca, una identidad muy propia del puerto; claro que sí. Desde niño tengo el sueño de realizar un vestido de reina de gran magnitud.”
Al respecto, confiesa que sería una creación de gran colorido, fantasía, que le gusta mucho al pueblo y a sus visitantes, ya que las reinas de esta máxima fiesta representan al puerto internacionalmente.
“Creo que el Carnaval de Mazatlán  merece una innovación en el vestuario real. Claro, sin perder la esencia. Tengo propuestas atractivas, técnicas muy buenas. Acabo de llegar de Europa y me hizo ver un mundo muy distinto y variado, el cual algún día plasmaré en un vestuario de reina”, finalizó.

 

Debate

Comments

comments