Millennials no conocen los zapateros | La Opinión de Poza Rica

Millennials no conocen los zapateros

Poza Rica, Ver.- En la ciudad actualmente existen quienes se dedican a realizar estos oficios por enseñanza de sus padres, y han dado el sustento a sus familias, estudios a sus hijos y perdurado a través del tiempo.

Sastres, barberos, renovadores de calzado, afiladores y otros trabajos, han sido desplazados por los productos industriales que, aunque tienen menor resistencia que los elaborados artesanalmente y debido a que su costo es mucho menor, la gente opta por comprarlos.

Uno de los pocos sastres del mercado de la 27 de Septiembre, dijo que aprendió el oficio a los 10 años de edad y justo en su cumpleaños onceavo, comenzó a trabajar como sastre.

Con la mirada clavada en la prenda que plancha minutos antes de ser entregada al cliente, advierte que en las últimas fechas, el trabajo ha disminuido de manera notable.

A la hechura de un pantalón, se suma el costo de la tela por lo que la gente prefiere, la mayoría de las veces, comprar un pantalón que en el mercado puede llegar a costar hasta menos de 200 pesos aunque se descosa fácilmente, pues no vienen nada reforzados, señaló.

Otro de los oficios que ha trazado un largo caminar en la historia de cualquier pueblo, es el del zapatero, desde la época en que realizaban el calzado que usaban los pueblerinos, hasta la etapa de las renovadoras.

Ambas actividades fueron de gran trascendencia durante décadas, pues a decir de Carlos Vázquez Hernández, toda su familia se ha dedicado a este oficio por muchísimos años y ha podido vivir en carne propia las crisis que han azotado al país, ver como la economía se desploma y después pareciera repuntar, pero al final sigue igual o mucho peor.

Su padre dedicó toda su vida a la zapatería “Estamos para servirle, estamos a sus pies”, se podía leer allá por los años 80´s en la parte interna de su taller, ubicado sobre la avenida 20 de noviembre donde llegaban decenas de personas a renovar su calzado.

Comments

comments